Que la particular y mediatizada guerra entre Isabel Pantoja y Jorge Javier Vázquez no iba a salir gratis ya lo sabíamos todos los que pudimos visionar, por un lado el paso de la tonadillera por el programa de Antena 3 'El Hormiguero' y por otro la durísima respuesta a los menosprecios de la cantante al conductor de #Sálvame en la versión diaria de este programa, a las pocas horas de la reaparición televisiva de la 'cantaora'.

El conductor catalán se sentía traicionado, dolido, atacado y menospreciado por parte de Isabel y, en caliente pero sabiendo que se estaba creando un problema, decidió contar a toda la audiencia de su programa su verdad.

Anuncios
Anuncios

La que él ha vivido y que le ha llevado a no entender cómo ha podido actuar contra él después de la amistad que les ha unido y que, según el de Badalona, ha servido de parapeto para que sus familiares no salieran escaldados de los 'Deluxe'.

Las formas en que el presentador estrella de Mediaset España contestó fueron puestas en cuestión desde el minuto uno. La primera en hacerlo fue Belén Esteban, quien no tardó en indicarle al presentador que se había calentado en exceso y que, en su opinión, se había pasado un poquito. Palabras que, según cuenta el entorno del presentador, no le acabaron de sentar bien.

A esas se les sumaría ya el pasado viernes por la noche Mila Ximénez, otro de los pesos pesados del programa, y gran apoyo del presentador desde siempre, que tras el PoliDeluxe de este también le echaba en cara haberse dejado engañar por una persona como Isabel, notándose que, en este caso, Mila no estaba con su jefe y su amigo y abriendo la brecha abierta entre este y sus colaboradores.

Anuncios

Como si hubieran olido sangre, Kiko Matamoros también deslizó cierto desacuerdo en las formas y María Patiño, que condujo ese programa, después de ver cómo Jorge Javier reprochaba a sus colaboradores la falta de apoyo -haciendo público un problema privado entre ellos- también le acusó de no mostrar la inseguridad necesaria para que estos le hubieran apoyado, como sí reconoció el presentador hizo Lydia Lozano.

Desde entonces, el ambiente en el programa es mucho más frío. Jorge Javier ha perdido confianza en gente de su entorno y el feeling entre ellos, tan importante en este formato, parece haberse congelado haciendo tambalearse a Sálvame, al menos tal y como lo conocemos hasta ahora. La cosa no pinta bien. #JorgeJavierVázquez