Según la información que la colaboradora estrella de Telecinco, #Belén Esteban, revelaba en su última entrevista a la revista Lecturas, el expolio al que se habría enfrentado por parte de sus anteriores gestores, las deudas a Hacienda y los altísimos intereses que se devengan de este asunto, y los tremendos gastos judiciales a los que está sometiendo a sus arcas en los últimos meses en busca de ganar al que fuera su manager Toño Sanchís en el juicio que ambos tienen en liza en estos momentos, serían la causa de un desaguisado de importantes consecuencias.

Tal es el agujero que esta habría sufrido en su patrimonio que, como ella misma ha deslizado ya en antena y repitió en la entrevista, no le queda más remedio que ofrecerse para ser la cara visible del próximo reality show de Telecinco con famosos que está previsto para la próxima primavera, Supervivientes, dado que el dinero que podría ingresar cada semana en Honduras es capital para poder seguir adelante.

Anuncios
Anuncios

Mientras esta opción se concreta y los ingresos llegan a su cuenta, la de Paracuellos estaría haciendo malabares, además de contando su vida a través de todos los 'Lecturas' y 'Deluxe' que se le ofrezcan, dado que no está en posición de rechazar propuestas económicamente importantes para responder a preguntar sobre si situación actual.

Algo que sus amigas y compañeras del programa lo saben y no han dudado en ofrecer donativos a la ex mujer de Jesulín de Ubrique para que esta pueda ir tirando hacia delante como es el caso de Mila Ximénez o Carlota Corredera sin que, según esta, haya aceptado de momento ni un euro salido de sus carteras.

Por otro lado, distintos grupos en las redes sociales de apoyo a 'La Esteban' han empezado a barruntar la posibilidad de hacer una recogida para echar un cable a la colaboradora del corazón más famosa de la televisión en España.

Anuncios

Su situación, cuentan, bien lo vale. Y es que a tenor de las palabras de Belén son muchos los que andan preocupados por su situación. Sus gastos, aunque esté tratando de reducirlos, no son moco de pavo y sus líos económicos tampoco. Esperemos que su suerte cambie pronto. Sus fans ya saben que la disfrutarán 24 horas en el próximo Supervivientes 2017. #Sálvame