Tal y como les adelantamos aquí hace unas semanas, la Final de Diego en Mujeres y Hombres y Viceversa estaba cantada para el primer trimestre de 2017. Dicho y hecho. Después de una reunión con el tronista, producción y dirección le planteaban una fecha en la que se despedirá del trono rojo para siempre.

Esa fecha, tal y como hemos podido confirmar, será la del próximo martes 21 de marzo, cuando las pretendientas que sobrevivan a este 'sprint' final de su trono se vistan de gala para recibir la respuesta más importante de su tronista desde que decidiera apuntarse al casting del programa que presenta Emma García.

Tal y como se ha venido filtrando, a esa final no llegarán todas las que tiene sentadas a su lado en estos momentos, habiendo tiempo para recuperar alguna de las que más le han marcado para ver si con una última cita logran hacerle replantearse su decisión, y también, claro está, para despedir a aquellas que él considere no se merecen estar presentes en el día 'D' a la hora 'H'.

Anuncios
Anuncios

Una de ellas, ya se lo podemos adelantar, será Estafanía. Según una confidencia interna de las grabaciones la pretendienta de Diego verá como se queda a las puertas de la final después de no haber sabido como tocar el corazón del tronista saliendo visiblemente afectada del plató tras la decisión de este en #MYHYV.

La gran pregunta, no obstante, es si Diego logrará o no hacer retornar a Alba para su última jornada como tronista, después de que este confesase que era su favorita en el momento en el que esta le dejó pidiendo que si de verdad sentía algo por ella fuera a buscarla fuera. Algo que, como ya saben, no sucedió, habiendo sido la petición de Diego por tierra, mar y aire, que esta volviese a pretenderlo.

No parece que conseguir que Alba se siente de nuevo en la silla de pretendienta, ni siquiera para una final del chico del que se enamoró y no sabemos si todavía sigue sintiendo, sea fácil.

Anuncios

Otra cosa es que esta acabe sentándose como tronista en los próximos meses, ya que según hemos podido saber gusta y mucho a los que mandan. Mientras, Diego está hecho un lío.