El asunto de los azotes de #Pablo Iglesias hacia Mariló Montero, ha llegado demasiado lejos. La presentadora puso una denuncia oficial contra los comentarios misóginos de Iglesias ante el Instituto de la Mujer, y como era de esperarse, los morados no han tardado en sentir la presión del escándalo. El partido ha emitido una disculpa para con ella; si bien su líder no la ha pronunciado directamente, ni ha dicho palabra sobre el asunto.

De quien se esperaba opinión en todo este asunto era de Carlos Herrera, periodista que ya ha convertido a Iglesias en un tema recurrente dentro de sus críticas y debates. Desde que se destapara el vergonzoso mensaje de texto escrito por él, sus seguidores no paraban de pedirle por las redes sociales que emitiera un juicio al respecto.

Anuncios
Anuncios

Y aunque Herrera se ha puesto del lado de la sevillana, sorprendió que lo hiciera de un modo muy neutral.

Y es que para él, "las disculpas no se piden en serio", desde que tal mensaje era parte de una conversación privada y claro, en broma.

"Es obvio que Iglesias no va a azotar a nadie hasta hacerla sangrar", mencionó él, "es una expresión".

Seguida a esta declaración, ha soltado una crítica para las simpatizantes del feminismo que se quedaron calladas luego de destaparse esta polémica. "Calladas como pu*ertas", espetó.

Lo que sí tiene que criticarle a Podemos, es la forma de reaccionar después de que el asunto se les fuera de las manos. Le parece incomprensible que los implicados no se excusaron "de verdad" con Montero, dándole sus disculpas como cuando uno no las quiere ofrecer realmente.

Anuncios

"¿Qué habría sucedido si la misma conversación, privada y con bromas que llevan razón, la hubiera hecho un diputado del PP sobre alguna chica de #Podemos?", preguntó irónicamente. "La que estarían armando ahora esos cantamañanas del feminismo feminoide..."

Respecto a la famosa denuncia de Montero, el Instituto de la Mujer ha hecho eco de la misma, condenando las palabras de Iglesias por ser "inadmisibles e incitar a la violencia".