En las últimas semanas, especialmente en los últimos días, son cada vez más los usuarios de Twitter que están alzándose contra los realizadores del canal 24 horas de #Gran Hermano VIP. El motivo, cada vez más evidente, es que deciden obviar escenas de interés común para una gran parte de la audiencia protagonizadas por la carpeta #Blumettra, formada por Daniela Blume y Elettra Lamborghini, para priorizar escenas de otros concursantes, en muchas ocasiones clamorosamente carentes de interés.

En la madrugada del lunes 20 de febrero al martes 21 la audiencia más fiel del reality, seguidora de su canal 24 horas, tuvo que soportar una conversación entre Sergio Ayala e Ivonne Reyes durante más de una hora en la que empezaban analizando su relación y que moría en la irrelevancia más absoluta con el concejal del Partido Popular repasando aspectos intrascendentes del concurso.

Anuncios
Anuncios

Mientras tanto, de fondo, se escuchaba a Elettra y a Daniela gritar mientras se divertían por la casa. Los espectadores pudieron disfrutar menos de un minuto de esa escena y de nada sirvieron los centenares de comentarios que exigían algo más de protagonismo para ese momento cómico.

Lo mismo sucedió ayer, en la madrugada del martes al miércoles, dónde la posible censura fue aún más contundente. Tras momentos de tensión entre #DANIELA BLUME y Alyson Rae Eckmann, la primera se marchó al jacuzzi con Elettra y nada más se supo de ellas cuando comenzaron su baño nocturno. A partir de ahí, todo pareció ser más interesante para los realizadores de GHVIP que eso. Ivonne Reyes bailando sola durante minutos y minutos, Sergio Ayala yéndose a dormir y cambiándose en la habitación hasta meterse en la cama, Alysonn comiendo galletas, Ivonne de nuevo desmaquillándose…Hasta que más de media hora más tarde pudo verse a Daniela Blume entrando en el baño, momento en que desconectaron para enfocar a Sergio durmiendo durante más de 15 minutos.

Anuncios

Lo incomprensible de esta censura es que no acostumbra a deberse a que el programa se reserve esas imágenes para resúmenes diarios, debates o galas, ya que suelen pasarlas por alto. Por lo tanto resulta difícil de explicar que ni durante algunos no reparen en esas escenas alternándolas con las del resto de concursantes, ya que son de agradecer a según qué horas de la madrugada dónde además escasea la actividad, y prefieran enfocar a otras personas durmiendo o preparándose para hacerlo. Las causas pueden ser muchas, aunque abundan los usuarios de Twitter que consideran que la principal es la homofobia o el empeño del propio programa en mostrar al público una enemistad entre Elettra y Daniela. Y es que la relación entre ambas es de las que más interés suscita entre la audiencia, junto a la de Marco y Alyson, siendo irrelevante el posible noviazgo de Sergio e Ivonne.

Algo falla en Gran Hermano, que parece estar pagando las no demasiado elevadas audiencias generales de Telecinco. Aunque el reality es de los programas que mejores resultados obtiene para la cadena, puede apreciarse en su organización y realización actos incoherentes y a la desesperada que antes hubieran sido impensables, empezando por una falta de humanidad hacia sus propios concursantes y acabando por una tacañería en el cuidado de sus más fieles espectadores, que cada vez están más dispuestos a dejar al concurso seguir su curso abandonando su seguimiento.

Anuncios