No hay duda de la riqueza y diversidad de los personajes en la serie animada Los Simpson, los cuales abarcan varios tipos de estereotipos sociales con los que resulta fácil identificarse. Por esto, la serie es conocida prácticamente en todo el mundo, habiendo un personaje particular del que vale la pena conocer detalles. Este integrante de la serie es el bravucón Nelson Muntz.

Ahora, vamos a abordar los detalles de la vida de este personaje, en cuanto a su actitud, cualidades, y modo de ser, el cual puede resultar un poco controversial, por resultar violento y abusivo. No obstante, hablaremos de la complejidad del comportamiento de Nelson Muntz y el hecho de esconder con una cara violenta por sus problemas, el ser un personaje noble.

Anuncios
Anuncios

El estereotipo social violento de los abusivos

En detalle, Nelson Muntz es un niño de 10 años, el cual va a las clases en la misma escuela y curso que Bart Simpson y Milhouse Van Houten. En relación a su aspecto físico, parece ser un niño algo gordo pero imponente para su edad, con franela color salmón y chaleco. Este aspecto corresponde de alguna manera con su actitud desafiante y violenta así como su rebeldía.

En cuanto a su actitud, Nelson representa el estereotipo social típico del niño abusivo o bravucón, el cual aprovecha su tamaño para imponerse sobre otros. Por ejemplo, le gusta hacer a Bart y Milhouse golpearse a sí mismos, los cuales resultan ser siempre sus comunes víctimas. Con este comportamiento, Nelson busca imponer respeto y también esconder un lado muy vulnerable.

Y es que, como su estereotipo indica, el comportamiento y personalidad de Nelson esconde aspectos más complejos de analizar, como el hecho de ser abandonado por su padre sólo por ir a comprar cigarrillos y verse ignorado comúnmente por su madre.

Anuncios

Y es que, en numerosos capítulos, se observa que este personaje en realidad es noble, generoso y buen estudiante. No obstante, su problema de violencia radica en tener el típico hogar roto donde la pobreza está presente y la figura paterna falta. Por esta razón, Nelson Muntz muestra su lado agresivo y violento como una manera psicológica de ignorar el aspecto malo de su familia.

Como vemos, la representación de este estereotipo resulta compleja y la serie Los Simpson la aborda de manera interesante, donde se muestra un niño capaz pero limitado por su entorno. Sin embargo, esto no evita que tenga influencia en personajes distintos y al parecer sin nada en común, ya que Nelson Muntz es quien da su primer beso a Lisa Simpson, la niña ejemplar. #Los Simpsons