Semana agitada la que tenemos por delante en Mujeres y Hombres y Viceversa. Cuando parecía que la cosa se había estabilizado tras los terremotos de las vueltas al dating show de Telecinco de Thais para pretender a Fabio Agostini y de Pietra para contar su experiencia con Xavi, ahora es otra entrada la que ha agitado las movedizas aguas del programa que presenta Emma García.

Hablamos, como no, de la entrada de Lola, la chica que ha puesto con su mera presencia -y también con su forma de camelarse al tronista en cuestión- patas arriba el trono de Diego, quien parecía estar más cerca de la final que nunca cerrando el círculo de favoritas a meterse en la gran final de su trono y que ahora empieza a tener muy serias dudas.

Anuncios
Anuncios

Y es que Lola ha irrumpido en su trono como un elefante en una cacharrería. Sin complejos, sabedora de que tiene que dar golpes de efecto contundentes para colocarse a la altura -cuando no sobrepasar- a las que están mejor colocadas que ella para salir de la mano del programa con el chico que le gusta y, claro, eso tiene consecuencias.

Tantas que ya les adelantamos que las próximas grabaciones que veremos en antena con Diego como tronsita van a ser de lo más agitadas en lo que se barrunta va a ser una 'pelea de gatas' en toda regla o, como ya han calificado en algún otro portal que analiza la actualidad diaria de este programa, una guerra sin cuartel.

Si bien no parece que vayan a llegar a las manos, las miradas, las palabras desafiantes y las malas formas de las que parecían situadas en la línea de llegada del corazón de Diego para con Lola se van a suceder a raíz de una nueva cita que acerca a Dolores a su objetivo y las aleja a ellas.

Anuncios

De momento, hasta aquí podemos leer. Parece que, de momento, la final de Diego tendrá que esperar marchándose ya para la parte final de este primer trimestre del año, salvo giro inesperado en las citas o la organización del programa que ahora mismo no nos consta. Se vienen días más que interesantes en #MYHYV. Todos pegados al televisor.