No hay tronista de Mujeres y Hombres y Viceversa sin su respectiva saltada de normas. Eso es lo que nos dice la experiencia después de más de ocho años pegados a la televisión en los mediodías de Telecinco echando un vistazo a casi todos los que han tenido el placer de sentarse en el sillón rojo, sin llegar a acabar de valorarlo.

Quizás sea por eso que los mayores seguidores del programa que presenta Emma García quieren tanto a personajes que han pasado por el dating show de Mediaset España como Manu y Susana, desconocidos, respetuosos con el contrato que firmaron con la productora, y que nunca mostraron una cara distinta a la que dieron en cámara, yendo de verdad a por el amor a este espacio.

Anuncios
Anuncios

Algo que parece no tuvo tan claro una de las actuales tronistas del programa como es el caso de Rym, quien en su última entrevista concedida a un medio de comunicación, como la que le dio a nuestro compañero El Confi TV, ha reconocido que, durante el tiempo que estuvo como pretendienta, se saltó las normas manteniendo en paralelo encuentros con otros chicos, lo que tenía completamente prohibido y que, de haberle pillado, le podría haber supuesto la expulsión inmediata y la imposibilidad de alcanzar el trono del que ahora disfruta.

Tal y como ella misma asegura en esta misma entrevista, por entonces, tras su paso por 'Un Príncipe para tres Princesas' llevaba una vida alocada, sin orden, y en el que lo único que tenía en la cabeza era disfrutar de la vida, sin pensar en el mañana y llevando un día a día sin horarios fijos ni nada que se le pareciera.

Anuncios

Una vida que todavía mantuvo durante el inicio de su etapa como pretendienta de #MYHYV que le llevó a aquello de lo que se arrepiente tanto y que ahora, según asegura, ha cambiado por una vida ordenada en la que se levanta temprano, se hace la comida, va a grabar y por la noche apenas tiene tiempo de hacer nada para acostarse relativamente temprano.

Según ella, aquello es pasado y no volvería a ocurrir después de todo lo que le ha dado el programa. Está en el trono para buscar el amor de verdad.