Tanto Eduardo Inda como Francisco Marhuenda se han convertido en dos de los personajes más polémicos de la televisión actual, siempre debido a los debates políticos que ahora, más que como eso han sido calificados de pura "telebasura". Inda ya ha tenido que sufrir las consecuencias por las comprometedoras acusaciones que publicó con "El Mundo".

Y ahora Marhuenda tampoco puede escapar del escándalo.

El comunicador ha sido puesto en jaque por Francisco Granados, ex secretario general del PP que fue a parar a la cárcel por el consabido caso de la Operación Púnica.

Ahora Granados se ha hecho notar de nuevo, con la carta que en Nochebuena le dirigió a Marhuenda, reclamándole por las palabras con las que se había dirigido a él en plena emisión de "Al Rojo Vivo".

Anuncios
Anuncios

Así, el periodista lo calificó como "un paleto y hortera que no sabe ni comer".

Pero Granados no se queda callado y lo cuestiona en su misiva sobre la nave que se compró recientemente en Valdemoro, una propiedad para la que asegura, se benefició de sus relaciones personales en la política con tal de conseguirse un "buen chollo".

"... has olvidado que cuando buscabas nave ni fuiste a una inmobiliaria ni miraste por Internet... hablaste con el Concejal de Urbanismo y los técnicos. ¿Por qué te aprovechaste de tus contactos políticos para fines espurios?", le pregunta el presentador. A lo que el director de "La Razón" no ha perdido tiempo en tachar dichas acusaciones de disparatadas, si bien reconoce que sí sostuvo conversaciones con el alcalde.

Marhuenda asegura que fue el gobernador quien le ofreció buscarle una buena nave en el pueblo, a lo que él aclaró que cualquier oportunidad que encontrara, debía darse "dentro de la legalidad".

Anuncios

Hoy no es un secreto que el periodista cuenta con una propiedad en Valdemoro, de no menos de 400 metros cuadrados, que le ha servido para guardar su vasta colección de 60,000 libros. Añade que tomó la decisión de comprarla con Bankinter por el consejo de un amigo suyo, catedrático de Historia. #larazón #Corrupción