¡Lo de Rodrigo y Bea de #Gran Hermano 17 va muy en serio! A pesar de los nefastos presagios que muchos de sus compañeros y colaboradores del reality show decano de la televisión española hicieron sobre los dos, a raíz de los visto durante los tres meses de convivencia de ambos en Guadalix de la Sierra, los dos protagonistas de esta particular historia de amor han demostrado que lo suyo es amor de verdad.

Tan de verdad que, una vez ambos han tenido la opción de emprender caminos distintos, ocupar sus agendas para ir desligándose poco a poco el uno del otro y de conocer gente fuera de lo más interesante y atractiva como consecuencia de la fama adquirida y lo que esta lleva ligada -sobre todo los primeros meses- los dos tortolitos sólo han querido estar juntos y alejarse de todo lo que sea pasar unas horas sin verse ni tocarse.

Anuncios
Anuncios

Tanto es así que, desde que se produjera la Final de GH 17 justo antes de Nochebuena, ambos no habrían pasado ni un sólo día sin verse, tocarse ni compartir todo juntos, tal y como los dos se encargaron de confirmar en su última aparición televisiva conjunta en Sálvame donde confirmaron lo que era un secreto a voces, que no sólo siguen juntos, sino que están más unidos que dentro de la casa.

Pero la cosa no queda aquí, ya que Rodrigo y Bea no han discutido en ninguna ocasión tras su salida del programa, viendo como sus madres se han convertido en nuevas "mejores amigas" llamándose y contándose cosas durante horas al teléfono, lo que les ha llevado a dar un paso más en su relación y pensar a lo grande.

De hecho, según cuentan nuestros compañeros de El Mundo, ambos ya están viviendo juntos y durmiendo todas las noches abrazados en la casa de la madre de Rodri donde, ¡ojo al dato!, también se habría trasladado la madre de Bea para completar un cuarteto de lo más peculiar conviviendo entre las mismas cuatro paredes.

Anuncios

Sin duda, parece que las prisas se han apoderado de ellos y ya nadie descarta que sigan dando pasos adelante. ¿Qué será la próximo que anuncien?.