Como si se tratase de un 'ring' de boxeo, la discoteca y sala de eventos 'La Galería Premium Club' de Jerez de la Frontera se convertirá en el escenario de uno de los eventos más morbosos que se hayan podido ver tras la finalización de #Gran Hermano 17, más allá de los debates y los programas especiales de GH 17.

Y es que allí, la noche del próximo día 7 de enero, están confirmados nada más y nada menos que Rodrigo y #adara, quienes comparten el cartel adjuntado en esta entrada y que ya está provocando un movimiento de compra de entradas anticipadas como si de un derbi entre el Cádiz y el Jerez se tratara en esta sala.

Dos enemigos que se han ido y viniendo cruzando declaraciones encontradas entre ellos, y sobre todo entre la pareja de Rodri, Bea, desde casi los primeros días de encierro en Guadalix de la Sierra y que ahora, ya sin las cámaras de por medio, podrían repetirse ante el público...

Anuncios
Anuncios

sobre todo si tenemos en cuenta que está casi confirmada al cien por cien la presencia de Pol y de Bea junto a sus respectivas parejas en la ciudad durante esa misma fecha.

Sin duda, un reencuentro de lo más incómodo para los cuatro y que podría dejar imágenes para el recuerdo tanto en el 'photocall', donde ambos estarán conminados a aparecer juntos, como más tarde en el escenario principal y en la zona VIP, donde amenizarán a los presentes con su presencia tratando de mostrar su mejor cara, pero a su vez tratando de evitarse. Todo un poema.

Algo que, sin duda, saben en la sala aunque, a pesar de las peticiones de muchos de los que han confirmado su presencia, no tienen intención alguna de enfrentarlos, más allá del cara a cara al que se verán obligados, con micrófonos para que ambos salden las cuentas pendientes de los suyos y sus parejas, con lo que esto supondría a nivel de repercusión mediática.

Anuncios

Otra cosa es lo que acabe sucediendo entre ambos.

Como ven, los bolos de la familia Gran Hermano no dejan de producirse llegando a juntar a personas con muy poquito feeling con lo que esto puede acabar suponiendo. El morbo está servido y programado para la noche del próximo sábado.