Qué poquito hemos necesitado para ver los primeros grandes líos dentro de la casa. Si tras las primeras horas de encierro era Alyson la que se ponía a llorar a raíz de una serie de reacciones a unos comentarios con Toño Sanchís como protagonista, ahora ha sido el que fuera representante de Belén Esteban el que se ha convertido, por derecho propio, en el foco de la polémica, especialmente fuera de la casa, después de haber sido protagonista de una serie de comentarios machistas que pueden marcar su devenir en #Gran Hermano VIP 5.

Todo comenzó con un comentario que le ha costado un sinfín de críticas en las redes sociales, en relación a su negación para poner una lavadora.

Anuncios
Anuncios

Para justificar que su torpeza, Toño reflexionó en voz alta que él no sabía, pero que suponía "que las mujeres" sí lo sabrían hacer. Antes de acabar esta frase más machista que el inicio de los tiempos, el enemigo íntimo de Belén Esteban, que no es tonto, y después de un silencio de lo más incómodo entre los presentes, decidió agregar "o algún hombre", pero ya se había liado. El adherido del final quedaba como un pegote a una actitud arcaica.

Pero la cosa no ha seguido aquí, los que sean televidentes del 24 horas habrán visto como ha seguido alardeando de su incapacidad para realizar las tareas domésticas, lo que le ha valido entre muchos de los seguidores de GH VIP 5 una doble crítica. La primera, la evidente, la que parece situar en su inconsciente estas tareas como algo del género femenino, aunque no lo haya llegado a decir con esas mismas palabras.

Anuncios

Por otro lado, la acusación de mantener una actitud elitista que demuestra que todo lo que no sabe hacer, o bien se lo hace su pareja, o bien se lo hace una persona contratada para ello, porque a buen seguro que su hogar está como los chorros del oro.

Como ven, el inicio de Toño Sanchís en la casa de GH VIP 5 no está siendo sencillo. El subconsciente le está jugando malas pasadas y sus opciones de ganar el concurso parecen ir desvaneciéndose. Todavía es pronto, pero para él puede ya ser tarde.