Hay algunos concursantes que entran en #Gran Hermano VIP por dinero, como es el caso de Alonso Caparrós, según él mismo ha reconocido, no siendo el único. Los hay otros que lo que buscan es relanzar su carrera, estancada desde hace tiempo como Irma Soriano o Ivonne Reyes. Los hay también que buscan seguir subiendo peldaños en la escalera de la fama como Aless Gibaja o que su objetivo, en este caso, es empezar a conseguirla como Tutto Durán.

Ninguno de estos casos, reconociendo que el dinero establecido desde el minuto uno en las negociaciones fue el empujón definitivo, es el de Toño Sanchís. Lo suyo va un paso más allá, ha entrado en la casa de Guadalix de la Sierra para intentar ganar GH VIP 5 como en su día hizo su enemiga íntima número uno, Belén Esteban.

Anuncios
Anuncios

Y para conseguirlo está dispuesto casi a lo que sea.

Como era de esperar, el que fuera agente de la Princesa del Pueblo no ha entrado a verlas venir, ni mucho menos. Tanto es así que, tal y como reveló antes de que se produjera la entrada de concursantes de esta edición Kiko Hernández, este trató de ponerse en contacto con varios de los participantes. Algo que está prohibido ya que este contacto puede servir para realizar estrategias previas que les hagan competir en superioridad en lugar de en igualdad de condiciones. Según Kiko lo hizo y no ha habido consecuencia alguna.

Algunos dudamos de esta posibilidad pero ahora empezamos a pensar que Hernández estaba en lo cierto. Y es que tan solo unos días después de entrar en la casa de GH VIP 5, Toño Sanchís creó un grupo afín con el que todavía cree puede ir avanzando poco a poco semanas organizando estrategias y dirigiendo los votos de las nominaciones en una estrategia en toda regla que, si saliera este jueves, quedaría desmontada a las primeras de cambio.

Anuncios

Sus compañeros en esta historia -que le han ido dejando de lado, pero sin hacerlo del todo- son, de momento, Alejandro Abad y Tutto, si bien esperan sumar a esta empresa a Ivonne Reyes y Marco Ferri, en las próximas fiestas que tengan lugar dentro de Guadalix. Van por Alonso y Sergio primero y luego, a por Daniela, Aless y Elettra. Si finalmente, como se desliza, se queda solo en el concurso en un todos contra Toño, hará servir esa situación de 'bullying' para ganarse al público al que hará ver que su lucha numantina contra todos sólo es posible con ellos de su parte. Todo por ganar.