Empezar un año da siempre algo de vértigo. Aunque no sea nada más que el hecho de cambiar el calendario y enfrentar a 365 en los que todo puede cambiar, a casi nadie le resulta indiferente poner el contador a cero de nuevo e intentar divisar qué es lo que puede suceder y cómo afrontaremos los acontecimientos que se precipiten sobre nosotros en este próximo 2017.

Un año que será especialmente intenso para la Princesa del Pueblo, #Belén Esteban, ya que va a ser en este cuando esta, si la Iglesia lo permite otorgándole la nulidad matrimonial a tiempo, pase por el altar con su amado novio Miguel, después de haber anunciado que su deseo era casarse en cuanto tenga los papeles durante el primer semestre del pasado 2016.

Anuncios
Anuncios

Además de la organización de la que será la 'Boda del año', con los invitados, el lugar de la boda, el sitio del banquete, la elección del vestido, la exclusiva, y todo lo que llevará de la mano estas nuevas nupcias de la de Paracuellos, Belén afrontará también la fase crucial y más larga de su juicio frente al que fuera su representante Toño Sanchís, donde si todo va sobre su curso normal, se podría llegar a saber quién gana el contencioso y cuáles son las penas que se le imponen a la parte perdedora de un litigio que promete llevarse por delante horas y horas de televisión... especialmente en Telecinco.

Es precisamente allí, en los estudios de la cadena de Fuencarral, donde la colaboradora de #Sálvame tendrá que cruzarse -si no lo impiden de alguna manera- con su enemigo íntimo número uno después de que este haya sido fichado por Ana Rosa Quintana -que tampoco es precisamente amiga del alma de la rubia- en lo que se espera sea el año televisivo más complicado para este desde su aterrizaje hace ya más de un lustro en Mediaset.

Anuncios

Con esto y con todo, llegará la mayoría de edad de Andreíta, a quien ya no podrá controlar su presencia -cara incluida- en los medios de comunicación convirtiéndose en un nuevo personaje del corazón, a las primeras de cambio. Es por eso que esta y Jesulín estarían ya tratando de enviarla a Estados Unidos a estudiar, lo que se certificarse supondrá la mayor separación de su hija de la Esteban. Se viene un 2017 de lo más intenso.