Como saben la mayoría de sus fanáticos, la serie animada Los Simpson tiene una gran variedad de personajes, los cuales de algún modo representan uno u otro estereotipo social, desde la ama de casa amorosa, hasta el sacerdote sermoneador. Al ser así, cada personaje resulta distinto, con cualidades diferentes, las cuales pueden resultar perversas, como no muestra siempre el actor secundario Bob.

Por eso, vamos a hablar de este singular personaje, de acuerdo a su personalidad, intenciones negativas, y estilo de vida que podría representar el de un asesino en serie de la realidad, si analizamos bien su conducta. Claro, resulta paradójico que parezca el personaje más tenebroso de la serie, cuando en realidad no ha matado a nadie, aunque siempre tiene la intención de hacerlo.

Anuncios
Anuncios

Estereotipo social de una persona violenta

En primer lugar, podemos observar que Bob resulta ser empleado del Payaso Krusty en su show en Springfield, el cual es el más famoso de toda la ciudad y visto por todos los niños. Ahora, Bob es maltratado por Krusty, y tiene un segundo lugar, lo cual podría afectar su autoestima, resultando de hecho una persona solitaria, y un tanto obsesiva.

Esto es así, porque la primera vez que Bob va a la cárcel es por responsabilidad de Bart Simpson, naciendo la obsesión del personaje que todavía existe hoy en día. En detalle, Bart salva a Krusty de estar en prisión, cuando Bob lo incriminó deliberadamente para quedarse con su show. Aquí, vemos como acciones relacionadas con venganza y engaño son hechas por Bob.

De allí en adelante, como cualquier persona obsesionada su mundo gira solo en un propósito; asesinar a Bart Simpson a como dé lugar.

Anuncios

De hecho, lo intenta en varías ocasiones pero nunca lo logra, ya que parece ser que la única cualidad que no comparte con asesinos seriales reales es la inteligencia. Por otro lado, otros atributos si son muy evidentes se los comparamos.

Debido a las características del personaje, sin duda resulta la representación del asesino serial por excelencia, el cual tiene una vida solitaria, un trabajo poco influyente, y una obsesión más que declarada. Sin duda, esto lo hace el personaje y villano más oscuro de la serie.

Claro, esto no hace que Bob no resulte entretenido, siendo en verdad divertido ver como fracasa en sus intentos no muy brillantes de asesinar a Bart, y su batalla más que perdida con los rastrillos o palas, que parecieran ser sus verdaderos mayores enemigos. #Los Simpsons