Desde su primer episodio la serie de los Simpson fue muy bien recibida por el público, tanto es así que han hecho posible que pronto pueda cumplir 30 temporadas y se mantiene tan vigente como siempre. Hasta se podría decir que generaciones han crecido viendo las historias de esta particular familia de clase media estadounidense.

Ahora bien, muchos disfrutan cada escena, cada comentario y cada sonido, pero se han preguntado, ¿cómo hacen cada uno de ellos? La verdad es un procedimiento complejo, largo y muy lento, a pesar de que la tecnología avanza y se puede contar con nuevas herramientas, la animación es un proceso que lleva tiempo.

Anuncios
Anuncios

En primer lugar, se debe tener la idea, esta es una fase que se inicia con la reunión de todos los guionistas, donde cada uno aporta una línea a la historia, luego los productores ejecutivos analizan todo y concluyen la historia indicada para el episodio.

Seguidamente, se comienza a trabajar en los bocetos, esto lleva 2 semanas, más otras 4 o 6 que sirven para concluir los detalles. Después, el equipo empieza a reunirse los jueves para leer y repasar la historia, es allí cuando los actores que prestan sus voces, dan comienzo a la grabación en un estudio ubicado en Los Angeles.

La siguiente fase es el dibujo, un grupo de directores se encarga de la animación, diseño, sonido, y todo lo que tiene que ver con los efectos de audio e imagen. Dan el primer paso con los storyboards, esto se da en una plataforma digital, a la que todo el equipo tiene acceso.

Anuncios

Esta etapa de elaboración es una de las más largas y complejas, se produce en los estudios de Fox y se acompaña de 2 semanas posteriores para revisar y dar coherencia a cualquier escena que se haya modificado.

Cabe destacar que la animación y diseño del capítulo, todavía continúa siendo bastante artesanal, un especialista dibuja con su lápiz cada una de las 15 escenas del episodio y da movimiento, en esto puede tardar mes y medio. Luego, viene la temporización, allí encajan imágenes, sonidos y hacen que coincidan los movimientos de la boca con cada palabra.

Cuando esto esté listo, todo el material se envía hasta Corea del Sur, donde está el estudio Akom, allí realizan la parte final de la animación. Una vez realizado este trabajo ellos lo envían, se le hacen más modificaciones, se introducen los chistes nuevos y la música, llegando hasta el último paso, la revisión final y corrección de errores si los hay, y aprobación del capítulo. #Los Simpsons