Se habla mucho del criterio de la dirección actual de RTVE en el tipo de series o películas que emite en ciertos espacios de su parrilla, como “Historias de nuestro cine” (La 2).

Despertó mucha polémica que en ese espacio se emitieran películas pro-franquistas como “Raza” o “El santuario no se rinde”, cuyo valor actual sólo es arqueológico, habiendo películas de aquella época mil veces mejores.

Y más que hace poco se ha sabido que RTVE pagó casi dos millones de euros al productor cinematográfico y Presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, por un gran lote de películas de corte histórico a través de su antigua distribuidora, Video Mercury Films. En ese lote hay muchas películas franquistas, como las antes mencionadas.

Anuncios
Anuncios

Pero todo esto daría igual, pues cada uno compra o emite lo que cree oportuno, si no fuera por que hay 19 producciones de TVE, series o telefilmes, que desde que el PP está en el poder, cinco años ya, no se han emitido ni se sabe si algún día se emitirán.

Una de ellas es la segunda temporada de “14 de abril, la República”, continuación de “La señora”, que tuvieron una audiencia media del 17 %. También están en el limbo “La conspiración”, telefilme de Pedro Olea sobre el General Mola, que sí pudo emitirse por Euskal Telebista gracias a que la cadena vasca la coprodujo. O “Tres días de abril”, ambientada en los días de la proclamación de la #II República.

Sobre la primera, nadie entiende la demora en emitirla, pese al éxito de audiencia de la primera temporada, aunque hubo ataques contra ella en su momento de la Prensa conservadora, como “La Razón”, que condenaba lo que contaba la serie como si falseara la Historia. En la segunda temporada había nuevos personajes, como una pareja de lesbianas que rompería tópicos, casi como lo han hecho las de la telenovela “Seis Hermanas”.

Lo curioso es que “14 de abril, la República”, coproducida por Diagonal TV, la misma de “Isabel”, también vio que ésta última estuvo un tiempo sin emitirse hasta que TVE creyó que ya podía hacerlo por motivos económicos, y su éxito, inesperado para el Ente, animó a rodar más temporadas.

Anuncios

Mientras, Diagonal TV vendió “14 de abril…” a una cadena mexicana para emitirla allí, aunque sólo la primera temporada, y sin saber si podrá incluir la segunda en los capítulos que verán los espectadores de aquel país.

Este limbo se podría solucionar si, con el cambio de mayoría en el Parlamento español que ha obligado al Gobierno Rajoy a derogar o modificar Leyes estrella suyas, también hubiera cambios en RTVE para que se emitiera otro tipo de programas, como los inéditos.

Pero no sólo hay telefilmes rodados con dinero público de RTVE no emitidos por tratar la #Guerra civil o la II República: se llegó también a ignorar uno sobre la vida de un ex militante de ETA que luego se arrepintió y quiso acabar con aquello, o un documental sobre el anterior Rey Juan Carlos I, coproducido con la TV francesa, por que en él no aparecían políticos del PP hablando del Monarca. El director del documental dijo que ninguno quiso intervenir en el mismo. Este cronista supone que los del PP creían que sería como aquel incisivo documental de Canal + Francia, “Juan Carlos, le crepuscule d’un Roi”, que lo presentaba como un vividor y un playboy. Todo lo contrario, señores.

Anuncios

#Televisión