Está confirmada su participación en ‘Gran Hermano VIP 5’ así que tal vez como forma compensatoria al haberse plegado #Telecinco a sus peticiones le han instado a hablar a calzón quitado y por fin y tras un año de vapuleo público tanto por parte de #Belén Esteban como por periodistas que por lo visto le tienen ganas, Toño Sanchís ha concedido hoy viernes 16 de Diciembre su primera entrevista en un plató y lo ha hecho en ‘El programa de AR’ frente a una Ana Rosa Quintana que pretendía a toda costa nadar y guardar la ropa.

Toño ha hecho suya la cruzada de desmontar la poca credibilidad que le queda a Belén Esteban tras su infausto paso por ‘GH VIP 3’, por eso su entrevista se ha centrado sobre todo en tratar de demostrar que ella es un personaje que va de víctima pero que si le creciese la nariz como a Pinocho a cada mentira, esta daría varias veces la vuelta al madrileño parque de El Retiro.

Anuncios
Anuncios

El representante se reafirma en que: ‘Ella se negó desde el minuto uno a hablar conmigo a tener cualquier tipo de contacto’. Y que por lo tanto lo que ha ido pregonando es mentira. Cuando se le toca el tema económico declara que al no ser su gestor sino su representante no ha administrado su dinero con excepción del que ella le dijo que le guardase, proveniente de ‘Más que baile’ ya que de ese no pensaba darle un euro a la Hacienda Pública. Ese dinero es el que Toño le devolvió en cuanto lo pidió.

Cuenta que ya su primera mentira fue decirle que había dejado a Amador Mohedano como representante, que le llamó muy enfadado cuando hicieron un primer trabajo Toño y Belén ya que no sabía nada. En ningún momento la ha llamado por su nombre, refiriéndose a ella como ‘persona’ y ‘personaje’.

Se ha revuelto cuando Ana Rosa le ha recordado lo de ‘vender su entierro’: ‘Miente una vez más y juega muy sucio porque sabe que nunca he dicho eso’.

Anuncios

El representante también niega haber hablado de negociar una entrevista con la hija de Belén a su mayoría de edad.

Le ha sacado los colores a Ana Rosa, si eso fuese posible, cuando le ha dicho que todos sabían el estado de Belén y lo que consumía al intentar hacerle corresponsable del mal estado de salud de Belén Esteban. La reina de las mañanas se ha apresurado a sacar balones fuera: ‘Cuando Belén estaba conmigo no estaba tan mal y no sabía que tenía un gran problema’.

Pero Toño Sanchís ha insistido en que sí estaba en las últimas y que lo sabían ella y todo el mundo, a lo que Quintana ha contestado visiblemente nerviosa que ella y la directora de su programa le pedían a Esteban el ticket de la báscula porque creían que tenía un problema con la comida y de ahí su delgadez.

Pero Toño iba dispuesto a no callarse una y le ha espetado: ‘Precisamente con la directora lo habíamos hablado montones de veces’. Con lo cual queda claro que si lo sabía la directora, lo sabía Ana Rosa y todo su equipo y por lo tanto tan corresponsable se le puede considerar a ella como a él.

Anuncios

Un Toño visiblemente nervioso ha asegurado: ‘Voy a ganar el juicio. ¡Tengo pruebas de todo!’ y ha recordado que la colaboradora ha insinuado que él también tiene un problema con las drogas: ‘Así funciona ella tirando mierda. No es una víctima es un verdugo. Es un personaje cruel’.

No es cierto que la entrevista haya sido pactada ni que se le haya maquillado aparte, ni nada de lo que se ha comentado en ‘Sálvame’ donde al olor de la carroña las hienas ya se relamen. Toño regresará a ‘AR’ dentro de una semana para departir con los colaboradores. #Televisión