Para la inmensa mayoría de los mortales, y aunque la edad de iniciación en las relaciones es cada vez más prematura, 'la primera vez' se produjo entre los 18 y los 20 años, si no algo más. Sin embargo, en este asunto, parece la que los #Famosos también llevan otro tipo de vida, tal y como vamos a tratar de repasar en esta entrada sobre los primeros juegos y travesuras de las 'celebrities' patrias y mundialmente conocidas.

Si hay un caso que nos ha llamado la atención, ese es el de Kiko Rivera. El hijo de Isabel Pantoja, más conocido durante aquella época como Paquirrín, perdió la virginidad cuando tenía tan solo 12 años.

Anuncios
Anuncios

Este, que era un niño, ha revelado en más de una ocasión que fue con la chica más guapa del colegio y que esta era, cómo no, de algún curso más.

Mucho más tarde fue la primera experiencia de índole carnal de otro rostro conocido de la #Televisión española como es Jorge Javier Vázquez. Tal y como este ha relatado, fue cuando estaba estudiando en la Universidad ya con 20 años, lo que le pareció una eternidad. En su caso fue con un chico de por allí llamado Frank y con el que apenas le dio tiempo a experimentar por lo corto del acto.

Otro que tenía prisa para todo fue el actor de Hollywood, Johnny Depp. Este, que coqueteó con todo tipo de sustancias a la misma edad que Paquirrín debutaba en la cama, se quitó el cartel de 'virgen' a los trece años. Él siempre lo ha dicho, ha tenido prisa por hacerlo todo rápido y su biografía lo demuestra.

Anuncios

En el capítulo de fénimas, llama la atención el caso de Angelina Jolie. Esta, según ha narrado en sus memorias, se inició a los 14 años con su pareja, con quien el juego sado se les fue de las manos llenando todo el acto de sangre. A esa misma edad, Britney Spears hizo lo propio.

Pero si hay un caso de precocidad llamativo entre el mundo del 'artisteo' ese es el del cantante de Aerosmith, Steven Tyler, quien asegura haber 'debutado' cuando este tan sólo tenía siete años y ni siquiera había tomado la comunión. Dos gemelas francesas tienen la culpa de hacerlo poseedor del trío más precoz de la historia.