A rey muerto, rey puesto. O mejor dicho, a tronista que se va de su sillón rojo, nuevas posaderas para el sillón de privilegio. Eso es lo que deben haber estado pensando en la dirección de Mujeres y Hombres y Viceversa después de que, tras un enfado de uno de los actuales tronistas masculinos, este haya decidido abandonar el sillón rojo en #MYHYV.

Según nos cuentan personas cercanas a la grabación en la que esto habría sucedido, y sin dar el nombre del susodicho, aunque todos tenemos el mismo en mente, uno de los tronistas masculinos, es decir, o Suso, o Xavi, o Diego, habría tenido una discusión acalorada en la que habría llegado a perder los papeles teniendo que salir del plató indignado profiriendo que se marchaba del programa con determinación.

Anuncios
Anuncios

Tanto es así que este, después de levantarse e irse, deja su trono vació durante la grabación en la que debía ser uno de los protagonistas dejando 'en bragas', como vulgarmente se suele decir, el planning o la escaleta del programa, calentando a producción y dirección.

Ante esta desagradable situación, sin tiempo para tratar de recuperar la confianza del fugado ni de que a este le dé tiempo a pensarse lo que ha hecho y las consecuencias que puede tener, una persona anónima ocupa el lugar que este ha dejado para hacer las veces del tronista, al menos durante lo que resta de grabación.

Si bien desde aquí pensamos que esto ha sido una forma simpática de tomarse el hecho de que el tronista les haya dejado tirados, tomando un chico anónimo como tronista por un día, no hay que descartar que la cosa haya ido en serio y, en el caso de dar en cámara y caer bien durante esta grabación, que este se acabe quedando en el próximo trono masculino que arrancará en 2017.

Anuncios

Para entonces, parece que Suso ya se habrá marchado después de que celebre su gran Final en cuestión de semanas. La audiencia de su trono está bajo mínimos y su tiempo buscando el amor ha llegado a su fin. Veremos cómo va evolucionando este nuevo culebrón del programa que presenta Emma García.