Algo es verdad, y es que las formas del Super Saiyayin cambiaron por completo nuestra manera de apreciar y de ver a #Dragon Ball en sí mismo. Y es que de las esferas del dragón como su nombre original dice, sólo quedó el nombre y las esferas fueron dejadas como un componente secundario y muchas veces totalmente inexistente del plano en sí.

Y lo que contribuyó a todo esto fue precisamente la revolución que dio la figura del súper guerrero en todo su contexto, ya que, por supuesto la idea del cambio de apariencia se puso de moda de la mano, ya no tanto de nuevas técnicas, sino de viejas formas de usar el poder, sólo que con una revolucionaria y nunca antes vista fuerza.

Anuncios
Anuncios

De hecho, la aparición del Super Saiyan fase uno dio por terminado el uso de nuevas técnicas de combate como había sido la tendencia de la serie, hasta ese preciso momento, para situar ahora el enfoque directamente hacia lo que era toda la posibilidad de apariencia, que desde la fase uno evolucionó hacia formas bastante creativas.

Estas formas por supuesto marcaron la pauta en fases concretas de la serie, lo que, por supuesto hizo que unas fueran mejores en popularidad que otras, de esta manera podemos sopesar la opinión de la mayoría de los fans para tener un podio de las mejores fases.

El podio

Súper saiyajin fase uno, esta fase merece estar en el cuarto lugar, más que todo por su importancia histórica, si recuerdas la primera vez que la transformación de Goku nos sorprendió a todos fue precisamente transformándose en la primera fase de un súper saiyajin, así que, ¿por qué no darle el cuarto lugar?

Súper saiyajin fase tres, si bien no ha tenido tal vez tanto protagonismo en combate como otras fases lo cierto es que ésta marcó un cambio bastante distintivo en lo que a las fases de súper guerrero se refiere, dando un salto hacia un cabello largo que no sólo la hizo icónica sino también fácilmente distinguible, a diferencia de lo que pasaba con la fase dos.

Anuncios

Por otro lado, Dragon Ball GT nos trajo el súper saiyajin fase cuatro que se terminó volviendo el emblema principal de toda la serie, que de por sí no tuvo tanta emisión, pero que sí le dio un tono verdaderamente distintivo en comparación a todas las fases vistas hasta ahora.

Y el primer lugar por supuesto pertenece a la fase más avanzada perteneciente a las películas más recientes, la súper saiyajin fase dios, justo la cúspide en donde la forma de la fase uno se combina con un nuevo color distintivo.