Ya se transmite en México la serie sobre la vida de #Celia Cruz, pero la verdad es que si uno se pone a investigar se da cuenta que no cuenta realmente la historia de la Reina de la Salsa, sino que sólo se basan en su historia para inventar una novela con una hermanastra como antagonista que nunca existió. Una rivalidad con su mejor amiga que en realidad nunca lo fue, pues Celia Cruz y la Lupe no se conocieron desde su niñez. Además inventan un romance entre Pedro y Celia plagado de mentiras en donde él la ayuda a cantar con la Sonora Matancera cuando en realidad se conocieron cuando ella ya era la solista de dicha Sonora. Lo único rescatable de la historia es que relatan muy bien la evolución de la Revolución Cubana.

Anuncios
Anuncios

Con sobrada razón Jesús Hernández, sobrino de Celia Cruz, catalogó la nueva serie como "una ficción de mal gusto".

Celia conoce a Pedro, como ya dije, cuando inició su participación en la Sonora Matancera, la orquesta más importante en Cuba, ella tenía 25 años y él 29. Ella era la solista del grupo con esa voz impresionante que siempre la caracterizó y él ya tenía algún tiempo siendo el trompetista principal. Era el año de 1950 y "los barbudos" apenas estaban tomando fuerza en su lucha revolucionaria para 1953 dar su primer golpe en Santiago de Cuba.

Para 1959 que el sanguinario de Fidel Castro sube al poder Celia ya llevaba 10 años cantando con la Sonora, y Fidel cerró todos los bares y centros nocturnos, así que les permitió a los músicos salir de la isla sólo con el comprobante de que tenían un contrato para trabajar en otro país.

Anuncios

Fue así como la Sonora viaja a una gira a México; como luego fueron solicitados en los EEUU Fidel los consideró traidores por ir a suelo norteamericano y los obligó al exilio no permitiéndoles volver a Cuba. ¡Ni siquiera a ver morir a sus padres!

Para 1965 Celia Cruz se separa de la Sonora Matancera e inicia su carrera como solista con Pedro, su ya esposo como manager. Celia Cruz cantó casi hasta el día de su muerte, pues iba con catetes bajo la ropa a sus últimas presentaciones, era una mujer que realmente amaba la música. En este año Celia Cruz, la “Reina de la Salsa”, recibirá un “Premio a la Excelencia Musical”, el cual sólo es entregado a los artistas cuyas trayectorias han significado una contribución excepcional al campo de la grabación musical y bien merecido que se lo tiene. Celia Cruz fue, por mucho, la mejor cantante latina del siglo XX.