Por primera vez en diecisiete años, el formato de #Gran Hermano está cuestionado por algunos de los directivos de Mediaset España y eso va a tener consecuencias directas en el futuro del reality show de Telecinco, ya de cara a la que será la próxima edición, la que lleve por nombre GH 18, y que sufrirá cambios de calado.

Así lo estarían acordando ya en las primeras reuniones entre la productora, Endemol, el equipo de Gran Hermano y la cadena, Telecinco, después de sufrir un batacazo que no puede ser interpretado de otra manera después de cerrar la pasada edición con la Final menos vista de las diecisiete ediciones emitidas hasta la fecha, con una cuota de pantalla por debajo del veinte por ciento.

Unos números que dejaron a más de uno de los responsables del programa temblando y que, según hemos podido saber, no tendrá como consecuencia la retirada de lo que sigue siendo -con esto y con todo- una de las grandes gallinas de los huevos de oro para la televisión de Fuencarral.

Anuncios
Anuncios

Sea como fuere, ya son pocos los que dudan desde dentro y desde fuera que el formato de televisión de tele realidad encerrados en una casa a verlas venir y esperar que la gente se enganche, más allá de los juegos de los secretos y de las mentiras, está en claro declive si no se es capaz de dar un giro radical al concepto e introducir novedades que seduzcan a una audiencia claramente cansada y ávida de nuevas experiencias frente a la pequeña pantalla.

Es por eso que, si bien la continuidad de GH no está cuestión -al menos, por ahora- sí que lo está el seguir como hasta ahora o la preparación de un #GH18 a imagen y semejanza del pasado. Algo que ya les podemos adelantar no ocurrirá habiendo empezado ya los 'brain storming' para darle una vuelta de tuerca que suponga un giro de 180 grados a lo que hemos visto hasta ahora en Gran Hermano.

Todavía queda mucho para que llegue la decimoctava edición, siendo GH VIP 5 la próxima experiencia con este formato de Endemol de Telecinco.

Anuncios

Vayan preparándose para la vuelta de tuerca que se viene. Renovarse o morir.