¡La de noticias que están viendo la luz cuestionando el funcionamiento de #Gran Hermano en las últimas horas! Si hace apenas un ratito les informábamos del fraude que se estaba produciendo en las votaciones en la Gran Final de GH 17 utilizándose las páginas de contactos para conseguir que, sin quererlo, miles de personas voten de manera fraudulenta a una finalista, ahora han visto la luz los salarios que reciben los concursantes de esta edición del reality decano de la televisión española.

Lo hemos sabido gracias al buen hacer de uno de los grandes hermanos más carismáticos de la historia del concurso de tele realidad de Telecinco, Pepe Herrero, ganador de GH 17 y de GH: El reencuentro, y que en uno de sus famosos 'Periscope' de 'El Lado oscuro', y que os adjuntamos al final de estas líneas, ha asegurado poseer material sensible del funcionamiento interno del concurso.

Anuncios
Anuncios

Entre otras cosas, cuánto cobran los participantes de #GH17.

Según estos datos de Pepe, cada uno de los grandes hermanos de esta edición se estaría embolsando la raquítica cantidad de 700 euros al mes, con la única excepción del segundo mes, en el tradicionalmente se aumentan estas partidas, y que les habría supuesto un ingreso de excepcional de 900 euros.

Unos salarios lamentablemente bajos que el propio Pepe se ha encargado de condenar calificando como "sinvergüenzas" para llegar a calificar a los responsables de esta decisión de "estafadores", llegando a preguntar si es que acaso les "falta dinero", para seguir indicando que, en lugar de llevar a tantos "colaboradores de mierda", deberían cuidar a la materia prima del concurso, quienes por una jornada laboral de 24 horas durante 30 días al mes estarían percibiendo menos de un euro la hora por dotar de contenidos uno de los programas con más audiencia de la televisión.

Anuncios

Huelga decir que, cuando estos entran, aceptan las condiciones, así como que al salir los bolos, entrevistas, Sálvame Deluxe y otros tantos 'saraos' les suponen una serie de ingresos que les pueden ayudar a vivir mucho mejor que mientras están en Guadalix. Pero eso ya es otro asunto.