Momento crítico en la casa de #Gran Hermano 17 después de que uno de los concursantes que habitan la casa de Guadalix de la Sierra haya pedido formalmente en las últimas horas que se active el protocolo de salida para abandonar el reality show de Telecinco.

La secuencia de desagradables hechos comenzaba a primera hora con la chanza de Bea y Meritxell, las dos súper amigas, que no dudaban en utilizar al gallego como muñeco de trapo para divertirse riéndose de su nuevo físico, ya se sabe, la calva no calva, y compararlo con distintos personajes de la televisión, incluyendo algunos de ficción.

Este, ajeno en un inicio a que se había convertido, de nuevo, en el centro de la diana de alguien en la casa, no tardó en darse cuenta de que lo estaban comparando con el Señor Burns, el 'malo' de Los Simpson, entre risas y comentarios de todo tipo que no le hicieron ninguna gracia al modelo.

Anuncios
Anuncios

Poco a poco, y tras recriminarles lo que estaban haciendo, sin que eso sirviera para parar estas comparaciones de mal gusto, el mal rollo y la crispación fueron subiendo hasta que este rompió saliendo de la escena y marchándose a 'El Confesionario' donde se desmoronó ante 'El Súper' diciendo que estaba "hasta los...", y que "tiraba la toalla", reclamando que le dejaran salir de GH 17.

Una petición que trató de frenar desde el principio 'El Súper' activándose en paralelo los protocolos de salida que, por suerte, no tuvieron que llegar a aplicarse tras apaciguar los ánimos de un Miguel que ha llegado a su límite ante las bromas de sus compañeros poniendo de manifiesto que su complejo de calvo sigue totalmente apoderado de sus miedos e inseguridades.

Después de encararse con Meritxell por lo que estaba sucediendo, Rodrigo salió en su defensa hasta conseguir que, al menos durante un tiempo, se hayan olvidado de él como centro de las bromas de mal gusto.

Anuncios

Miguel no aguantará ninguna más y si vuelven las andadas y se siente desplazado no aguantará en la casa. Su objetivo en el programa, según él, ya está conseguido.