A escasas semanas del punto y final de esta edición de '#Gran Hermano', hay dos concursantes que deben sentirse felices y pletóricos: Beatriz y Rodrigo. Los dos concursantes han disfrutado de la gran experiencia que supone participar en un reality como GH17. A esta aventura se suma el aliciente de que el madrileño y la valenciana se han encontrado mutuamente y han podido disfrutar de una bonita historia de amor dentro de la casa. Poder vivir el amor en Guadalix y que ambos miembros de la pareja hayan llegado juntos a este punto debería ser motivo suficiente para relajarse en esta última etapa. Sin embargo, el fin de semana no hay sido tranquilo para la 'naranjita' y su 'churri'.

Anuncios
Anuncios

Ha quedado claro durante el concurso que Rodrigo y Bea son como la noche y el día, dos personas muy diferentes tanto en manera de vestir, personalidad, en su forma de expresarse, etc. Estas pequeñas incompatibilidades no han sido muy patentes hasta ahora, pero se van dejando ver puntualmente.

Durante la prueba semanal, de bastante esfuerzo físico, la 'chonija' no se ha sentido muy cómoda. El domingo, Bea decidió que no aguantaba más debido a un terrible dolor de riñones, así que abandonó la prueba ante la reprimenda de Rodrigo, ya que, según el muchacho, iba a suponer un fallo de prueba. Bea, en cambio, insistía en que su abandono no significaba ningún fallo de prueba. Rodrigo contradijo a la ‘naranjita’ leyendo detenidamente las normas hasta que no puedo evitar soltar: "Eres una bocazas y no tienes ni p*ta idea... como siempre. No sabes ni leer". "¡Que te relajes! ¡Relaja la raja!", replicó la 'chonija'.

Anuncios

Rodri continuó criticando a Bea: "Es que encima se me pone a gritar. Ni leyéndole las normas me da la razón", le explicaba a Miguel. La teñida intentó más tarde un acercamiento a Rodrigo, pero éste le increpó de nuevo: "Me estoy cansando de que te rías y cachondees. Me estoy cansando". "Pues hijo cánsate", replicó la 'naranjita'.

Tras este encontronazo, los roces han continuado entre la pareja hasta esta misma madrugada. Durante la emisión del debate, parece ser que Beatriz acusó a Rodrigo de no hablar suficiente, dando a entender que estaba demasiado callado. Los comentarios de la peluquera valenciana desquician a su novio, especialmente por su habitual risa nerviosa. Ya en la cama, Rodrigo se confiesa con Meri y le dice que está harto de que Bea se ría en su cara, que siempre le hace comentarios dañinos y que está llegando a su límite. Según el madrileño, no se siente para nada apoyado por la que se supone que es la persona más importante para él dentro de la casa. Meri piensa que Bea se ríe de esa manera cuando se pone nerviosa, pero Rodri no parece entenderlo.

¿Llegará esta pareja a buen término fuera de la casa de Guadalix? #Telecinco #MYHYV