La Final de anoche de #Gran Hermano 17 fue una de esas finales raras. No sólo se trató de una de las finales más descafeinadas por tratarse de una edición que no ha acabado de enganchar como otras a la audiencia o por ser la primera sin Mercedes Milá abriendo el sobre con el nombre de la ganadora de este año, sino también por tratarse de una última gala en la que el pescado parecía completamente vendido después de multitud de dudas sobre la limpieza del formato.

Más allá de eso, todos los que acudieron a ver la Final de GH 17 en directo a las inmediaciones del plató de Telecinco, y aquellos familiares y amigos de los finalistas que coparon el plató, vivieron con nervios y tensión, como manda la tradición, desde que llegaron a los estudios de Fuencarral, hasta que Jorge Javier Vázquez pronunció el nombre de Beatriz como nueva ganadora de #GH17.

Un momento, el la espera de la llegada del sobre al presentador de esta edición, su apertura y su posterior lectura que fue el único en el que todos los presentes en el plató guardaron un silencio sepulcral, viéndose manos cogidas, rostros nerviosos, temblores de familiares y concursantes de esta edición y hasta algún ojo brillante a la espera del gran momento de los últimos tres meses para ellos.

Anuncios
Anuncios

Como no, antes, y como suele suceder entre colaboradores y familiares, hubo miradas no muy agradables, corrillos en los que se 'rajó' de lo lindo a unos y a otros, y también alguna disparidad de opiniones que no fue a más entre distintos grupúsculos de seguidores de unos y de otros.

Sin embargo, estas formas relativamente guardadas, dada la importancia del momento que se estaba viviendo y la solemnidad de una final que exige que todos pongan más de su parte que un día cualquiera, se vio rota cuando, segundos antes de que Jorge Javier dijera el nombre de la ganadora de GH 17, Bea le espetase a Meritxell, un desagradable "te vas a comer los mocos", que demostró el poco respeto y la poca educación de esta que Meri encajó con una pose irreprochable. El final, ya lo conocen.