Alarma mundial en distintos grupos cristianos después de haya visto la luz una interpretación de una profecía bíblica realizada en el pasado siglo XII por el profeta Judá Ben Samuel en la que se indica el inicio del fin de la tierra.

Según los atrónomos que analizaron la profecía del rabino de marras, el inicio del Fin del Mundo se produciría el próximo año. Concretamente el día 21 de agosto de #2017, cuando arrancaría una cuenta atrás imparable hasta la destrucción de nuestro planeta y por lo tanto de nuestra especie que concluiría siete años después, en el año 2024 de nuestra era. Momento en el que ya no habría vida en la tierra.

Anuncios
Anuncios

Una profecía que quizás podría pasar por una más de todas las que se han venido haciendo en relación al #Apocalipsis de no ser porque el protagonista de esta es Judá El Piadoso, a quien se le recuerda su acierto en varias de las realizadas antes de que falleciese hace ahora casi 800 años, adelantando en su momento, por ejemplo, que Imperio Otomano resucitaría sobre la ciudad Sagrada de Jerusalém a principios del siglo XVI, como así sucedió.

De la misma manera, este mismo profeta indicó que 500 años después de que esto tuviera lugar, es decir, para el año en el que vamos a entrar, en esta misma ciudad se volverían a asentar los judíos, tal y como ahora mismo sucede. En ese mismo momento, y haciéndolo coincidir con un eclipse como el que se vivirá en el octavo mes de 2017, se iniciaría el imparable arranque del Apocalipsis que, sin prisa pero sin pausa, irá destruyendo la tierra y a los seres que ha habitan durante siete años hasta acabar por no dejar vida alguna sobre la faz de este viejo planeta.

Anuncios

Sea cierta o no su profecía, lo cierto es que son muchos los grupos cristiano que se han hecho eco de ella y que se preparan ya para el final de los tiempos, haciendo saltar esta noticia en distintos medios de comunicación de todo el mundo provocando el pánico en los más creyentes. La comunidad científica, por ahora, no se ha pronunciado ante esta posibilidad.