Este primer avance de la saga de relleno nos deja bastante sorprendidos en torno al arco argumental y personajes. En primer lugar, desconocemos totalmente quien es el nuevo villano que aparece en el avance del episodio junto con dos extraños ayudantes (con diseños muy Toei en los 90). Por otro lado, pudimos ver al que sería el villano principal riendo. Hit, por su parte parece ser contratado para eliminar a Goku. ¿Por qué razón?

No sabemos a ciencia cierta quién es este nuevo individuo que tiene un excéntrico aspecto y que al parecer es el que le paga a Hit para que asesine a Goku. No sabemos tampoco de que Universo proviene, si es del Universo 6 o de algún otro y por que propósito quiere que Goku muera.

Anuncios
Anuncios

Por nuestra parte tenemos dos hipótesis:

1) El nuevo personaje es de un Universo lejano y quiere conquistar el Universo 7. Para ello sabe que debe sacar de su camino a Goku y también a Bills. En ese sentido contrata a Hit para que cumpla con esos dos objetivos.

2) Es un socio de Frost, que al terminar el torneo y la farsa de que era un emperador bondadoso pierde sus tierras espaciales y por eso su socio busca venganza al verse perjudicado. Uno de los principales responsables de que Frost sea desenmascarado es Frost. Aunque claro Jaco el Patrullero Galáctico también tendría parte de la culpa.

Nos inclinamos a pensar que se trata de algo similar a esto último ya que sería algo extraño que un personaje desconocido se quiera apoderar del Universo 7 e intente empezar asesinando a Goku para luego seguir con Bills, algo que parece prácticamente una misión imposible por más que sea encomendada al asesino sicario Hit.

Anuncios

Lo cierto es que estos episodios de relleno están cayendo muy bien entre los fans y muestra de ello es el gran índice de audiencia que hizo el episodio de Arale la semana pasada. Recordamos que el numero 71 será el cuarto episodio de relleno desde el final de la saga de Trunks del futuro. Hasta ahora los rellenos solo han durado 5 episodios como máximo en #Dragon Ball Super. ¿Será esta la excepción?