El cantante canadiense #Justin Bieber dio este martes un concurrido concierto ante miles de fans en el Palau Sant Jordi de #Barcelona. Lo que debía ser una noche de música, espectáculo y no mucho talento, terminó con el popular cantante protagonizando una de los más bochornosos momentos.

Antes de la celebración del concierto y a su llegada al Palau, Bieber atacó con un #puñetazo a un seguidor o "belieber" que había perseguido el coche y metido su mano por la ventanilla para saludar y tocar a su ídolo. El cantante respondió ante esta muestra de afecto desmedida con un fuerte golpe en la cara que dejó a este joven sangrando y con el labio partido ante la atenta mirada de otras fans que no podían creer lo que acaba de ocurrir.

Anuncios
Anuncios

El vídeo del altercado muestra como Justin Bieber está llegando al Sant Jordi con la ventanilla del coche bajada mientras saluda y pasa delante de un reducido grupo de fans. En ese momento, un joven persigue el coche y se abalanza a la ventanilla metiendo sus manos para acariciar a Bieber. La escena refleja claramente como el canadiense golpea fuertemente al joven que se retira repentinamente mientras el coche acelera. El 'bilieber' terminó con la cara ensangrentada y escupiendo sangre mientras otras fans lo auxiliaban.

La cadena de radio, Los 40 Principales ha podido hablar con el joven agredido, de Mataró, con iniciales K.R. Tras la agresión se encontraba muy nervioso y claramente alterado. Ha señalado "tener el labio hinchado" haber requerido atención médica. Además, el fan cuenta con un parte de lesiones del hospital.

Anuncios

Los Mossos d'Esquadra han comunicado al adolescente que teniendo un parte de lesiones y si considera sentirse agredido, tiene la posibilidad de denunciar. Pese a ello, el joven dice no saber qué hacer, si dar o no parte de este ataque violento ante las autoridades competentes.

No es la primera vez que el popular cantante, que destaca por su falta de capacidades vocales y un gran seguimiento mediático y económico, se ve envuelto en momentos tan desagradables como este. Recordado es su enfrentamiento con Orlando Bloom en un restaurante hace algunos años.