El 9 de noviembre, España se conmovía ante la inesperada muerte de La Veneno. Todos quedábamos perplejos ante las extrañas circunstancias en las que falleció la artista almeriense. Variados rumores colapsaban las redes sociales, los programas de televisión e incluso, las calles.

La autopsia realizada concluía como causa de la muerte un accidente doméstico, lo que llevó a la Policía del grupo de homicidios a cerrar el caso. Pero el contexto era tan excéntrico como lo fue la vida de la vedette, por ende, los resultados de dicha autopsia no conformaban a la familia, que habiendo visto el estado en el que se encontraba el cuerpo, luchó porque se le practicase una segunda.

Anuncios
Anuncios

El 11 de noviembre se iba a proceder a dar sepultura al cuerpo en Adra, pero una orden judicial paralizó el sepelio para proceder a practicar una segunda autopsia, frente a las incongruencias encontradas. Cristina había publicado recientemente un libro en el que redactaba sus memorias. ¿Quién no relacionó este "accidente" con los muchos secretos que la desventurada vedette contó? ¿Quién no pensó en la inminente cita con un popular programa de televisión, a la que jamás asistió?

Resuenan en mí las palabras de su novio Alín. Una de las preocupaciones más importantes de este chico, era que La Veneno no le había dejado ni para comer, negándose a abandonar el piso del barrio de Tetuán, propiedad del padre de Cristina. Habiendo vendido todo lo que perteneció a la artista. Sin olvidar la escalofriante afirmación del joven rumano, asegurando haber dejado la puerta de casa abierta cuando se marchó, con Cristina durmiendo en el interior.

Durante todos estos días de angustia para la familia, fueron muchos los ataques a los que se tuvieron que enfrentar, acusándolos de haberse desentendido de Cristina, poniendo en entredicho incluso que se estuviesen haciendo cargo de los gastos de Tanatorio (siendo totalmente falso) o poniendo en tela de juicio si era o no apropiado dar sepultura al cuerpo en su pueblo natal, Adra.

Anuncios

El revuelo alrededor de tan inesperado suceso da cuerpo a la parrilla televisiva, es beneficioso para los índices de audiencia, y así se pasean por los platós los típicos oportunistas, que ofrecen información distorsionada. ¡Habrá que aprovechar el último tirón de La Veneno en la farándula! Me atreví a dar una vuelta por las noticias más leídas de la semana y ahí estaba, la falta de sentido común con la que se está tratando este tema, sobrepasando los límites de mi paciencia. Un popular periodista daba la primicia en su blog, como el que escribe en su diario, informando de forma sutil a todos sus lectores de los resultados de una autopsia sobre la cual, los familiares aun no se habían pronunciado. Siendo nuevamente informados antes los medios que la propia familia de unos resultados repetitivos, que volvían a obviar el estado en el que se encontraba el cuerpo, totalmente amoratado y claramente mal tratado. ¿Dónde queda la protección de datos y el derecho a la privacidad?

Cabe la posibilidad de una recogida de firmas para que no se cierre la investigación del caso.

Anuncios

Desde aquí ruego a todos a los que, como a mí, se les va con ella un trocito de corazón, hagan de la unión, la fuerza. Es de ley que se arroje luz a la situación que nos la arrebató. #LaVeneno #laverdad #HastaSiempreCristina