Uno de los personajes más queridos de Mujeres y Hombres y Viceversa es también uno de los menos conocidos a nivel personal, tras su paso por #MYHYV. Hablamos de Susana, la novia de Manu y elegida del catalán en su Gran Final, de quien vamos a tratar de revelar algunos detalles para conocerla más a fondo.

Nacida hace 26 años, un año después de que lo hiciera su chico Manu Lombardo, Susana es una alicantina natural de la localidad de Alcoy, donde por cierto se ha especulado podría ser uno de los lugares escogidos para celebrar su enlace, cuando este llegue, ya que ambos han indicado en más de una ocasión que no hay prisa.

Su aterrizaje en la pequeña pantalla llegaba hace dos años, cuando Susana sólo tenía 24 años y su vida era de la una chica más de su ciudad, a la que le gustaba salir, estar con las amigas, y a la que parece las cosas no le marchaban como hubiera deseado en el amor, empujándole como seguidora del programa que presenta Emma García a apuntarse a la experiencia que le cambiaría la vida.

Anuncios
Anuncios

Amante de la música y el baile, Susana ha demostrado en más de una ocasión que lo suyo es mover las caderas a ritmo de música latina y de lo que le echen. Un arte que también ha demostrado en el último videoclip de 'De tal Palo', donde esta ha debutado como actriz dándose cuenta de por dónde le gustaría enfocar su vida laboral si tuviera la oportunidad de hacerlo.

Muchos de los fans de Manu y Susana se preguntan de dónde viene el nombre que esta usa en las redes sociales, el de Susana 'Megan Casas'. Pues bien, este 'nick' habría sido escogido por la levantina después de que su ahora novio confesase en una de sus primeras apariciones televisivas que su prototipo de chica era Megan Fox. En ese momento, Susana se marcó el reto de convertirse en la 'Megan' particular del catalán, con un resultado tan satisfactorio como el que todos conocemos.

Anuncios

En su capítulo más sensible encontramos las crisis de ansiedad que salieron a la luz al poco de iniciarse su relación con Manu y de las que Susana parece recuperada. Tímida, pero buena como ella sola, parece la otra mitad de Manu Lombardo.