Donald Trump ganó las elecciones de Estados Unidos y cerca de 60 millones de electores lo prefirieron a él. El mundo está viviendo el realismo mágico que la literatura de mediados del Siglo XX señaló como la vivencia de lo extraño y poco común, insertado en nuestro estilo cotidiano. Lo extraño de todo es que mientras decenas de analistas de reputadas cadenas de televisión, así como firmas encuestadoras de las más reconocidas, vaticinaron que Hillary Clinton sería la próxima inquilina en la Casa Blanca, los #Simpsons ya habían predicho hace 16 años que Trump sería presidente de Estados Unidos.

No sabemos si es por esto –entre otras cosas— que más Eduardo Galeano describió en su libro “Patas Arriba” lo irregular e ilógico que vivimos en este mundo.

Anuncios
Anuncios

Casi un año antes del ataque al WorldTrade Center en donde el mundo también fue conmovido, en el capítulo 17 –de la temporada 11— Lisa Simpson se va mucho más allá. Los Simpson como familia se plantean que Lisa sucedería en la presidencia de los Estados Unidos a Trump.

En otras palabras, en este capítulo titulado en español “Bart al futuro”, no solo predicen que Trump sería presidente, sino que ya lo fue. Luego de su administración gobernaría una mujer –Lisa Simpson. ¿Acaso debemos pensar que esta predicción continuará siendo tan fiable como hasta ahora lo ha sido?

De las 28 temporadas que tienen los Simpsons desde los años 80s, tuvieron la fortuna de tratar en un único capítulo un acontecimiento histórico que sería dolor de cabeza y motivo de incertidumbre en los mercados y gobiernos del mundo.

Anuncios

El tema es que muchos vieron ese episodio como algo chistoso, ridículo y una hipótesis perfecta para burlarse de ella. Sin embargo, lo peor de todo no es esto. Donald Trump decidió correr por una nominación interna y aún así todos lo subestimaron. Luego venció a 16 oponentes internos, y aún así, la opinión pública no consideró que las cosas pasarían de ahí.

Pero hoy la realidad es otra. Donald Trump gobernará los próximos cuatro años el país más poderoso del mundo y los Simpsons lo predijeron. La familia Trump, sus marcas, sus lujosos hoteles, sus empresas y todo su emporio, no solo tendrán la marca del éxito comercial, sino la impronta de haber alcanzado la cima del poder. ¿Qué vendrá próximamente? Hay que esperar para que seamos testigo de la próxima predicción aparentemente absurda de los Simpsons.