En Japón se ha publicado la última hora: tras la fusión de Goku y Vegeta, aparece el guerrero Vegetto. Este nuevo guerrero planta cara al dios Zamasu y, aunque no logra vencerlo, logra desgastarlo lo suficiente como para que sufra daños en su parte mortal.

La victorial final inesperada sobre el dios Zamasu es Trunks, quien logra cortarlo en dos mitades, tal como hiciera con Freezer en su primer viaje al pasado, cumpliendo así su deseo de proteger a la humanidad. Fracasado el plan de Mafuba, es el guerrero Vegetto, tal como se comentaba en La batalla final y en Zamasu sin límites, el que consigue luchar épicamente y mano a mano contra Zamasu.

Anuncios
Anuncios

Tanto es así que logra romper su escudo divino y logra dañar la parte no mortal de Zamasu (la que corresponde al cuerpo de Goku).

Sin embargo, algo pasa: de repente Vegetto (quien aún no supera a Bills el destructor) se vuelve a dividir en dos: Goku y Vegeta, momento que aprovecha Zamasu para golpearlos y derrotarlos a los dos a la vez. La explicación la ofrece Gowasu: Goku y Vegeta consumieron rápidamente toda la energía que requiere la fusión y esto supone que se separaran antes de lo previsto.

Sin la intervención de Zeno y con la fusión agotada, la victoria de Zamasu parece inevitable. De pronto, Trunks, desesperado, logra reunir toda su fuerza unida a la de los seres humanos que han sobrevivido y canaliza toda esa energía en su espada rota, formando una espada de mango físico y hoja de energía similar a la espada que presenta Black Goku en episodios anteriores.

Anuncios

Trunks, armado con toda la fuerza de la humanidad concentrada en su espada y con su transformación en súper guerrero, con una luz azul recubierta de color dorado, enfrenta a Zamasu y logra atravesarlo con ella. Y no sólo eso, también logra cortar por la mitad a Zamasu (tal como hizo con Freezer al comienzo de la saga de los androides).

Aunque Zamasu parecía imparable, su punto más débil es simple: consiguió la inmortalidad, luego consiguió el cuerpo de Goku y, por último, se fusionó. Pero su nivel dios no es mérito suyo y, como Vegeta le dice, su destino es perder porque es una copia. #Series #Dragon Ball