Las Redes Sociales se han llenado de críticas a cómo la nueva miniserie de #Telecinco ‘Lo que escondían sus ojos’ muestra de cómo era la España franquista en sus primeros meses. Y cómo ocurrió algo que poca gente sabía en este país, incluidos los que eran jóvenes en 1940: que el todopoderoso cuñado de #Franco y su Ministro de Asuntos Exteriores, Ramón Serrano Suñer, que falleció centenario en 2003, tuvo un lío con una aristócrata, casada como él, durante unos 15 años, y de ese adulterio nació una niña en 1942, la cual tuvo una vida casi de culebrón cuando creció por culpa de esta relación extramatrimonial, y que jamás pudo superar.

La estética de la serie es de lujo y buen gusto, eso sí, y han evitado caer en la cursilería infame de series como ‘Velvet’, la cual también muestra una España franquista de cuento de hadas sin la menor mención a la Dictadura ni sus atrocidades.

Anuncios
Anuncios

Eso es lo mejor de ella. Blanca Suárez lo hace mejor que Rubén Cortada, que parece no saber más que poner cara de chulo autosuficiente. Y luego tiene detalles nada logrados.

La crítica a la visión edulcorada del Régimen es casi unánime. La crítica televisiva del diario conservador ABC hace un juego de palabras: “Ferrero Suñer”, en alusión a la estética de anuncio de bombones de algunas escenas, como la del Casino. Ferran Monegal (El Periódico de Catalunya), con su ironía habitual, veía que “le han dado un toque de pintura Titanlux satinado para interiores, y les ha salido un folletín con pretensiones”. Como otros, destaca a Emilio Gutiérrez Caba, marido de la Suárez en la serie, como lo mejor, ya que Javier Gutiérrez como Franco, pese a su gran caracterización, “le ha salido un Franco de cómic, parece inspirado en el del Polònia de TV3”. Mònica Planas, del diario Ara, dice que “la primera aparición de los alemanes parece el principio de una comedia musical” y critica la inexpresividad de la mayoría de actores, sobre todo los protas.

Anuncios

En Twitter, hay gente que le ha gustado la serie y el vestuario, pero la mayoría eran comentarios negativos. Muchos coinciden en que “en Alemania no contarían una historia de amor de Hitler o Goebbels sin decir que era un asesino”. Otro dice “Una serie en Telecinco dice que el drama de la España de 1940 eran dos pijos que no se podían amar. Lo del hambre, da igual”. Otra ironiza en lo sexual: “Le pediría al Ministro de Exteriores que sea mi Ministro de Interiores”. Alguno ha pedido la retirada de la serie por “insultar a los españoles que acabaron en los campos de concentración nazis”, ya que Suñer los envió allí sin piedad para ser exterminados.

Esto último, veremos si se alude en los siguientes capítulos. Yo estuve como extra en la escena de un Consejo de Ministros franquista, donde Serrano Suñer tenía una discusión a gritos con el general Varela, que le acusaba de ser un nazi y de que era imposible invadir Gibraltar, “por que Inglaterra nos declarará la guerra y pronto caerán bombas aquí”. Todo ante la mirada impasible de Franco y los demás Ministros, mirándolos como si fuera un partido de tenis.

Anuncios

Viendo la caracterización del protagonista, que se parece poco al personaje real, yo pensé: “Más que un Ministro de Franco, parece un actor de cine para adultos. Si tuvo una amante, yo creo que tuvo 27”. Veremos si hay críticas como éstas o son simples pinceladas para complacer a los espectadores de todas las ideologías, como en ‘Cuéntame’. Pero podemos acudir al 'Polònia' de TV3 para encontrar verdaderas críticas, y sutiles, al franquismo.

#Lo que escondían sus ojos