Aunque pueda parecer que la semana más complicada para Adara fue en la que salió nominada con Clara, lo cierto es que esta puede ser aún peor. La razón es que sus fans pueden estar confiándose al no ver a Alain como un rival demasiado fuerte, y no estar votando con tanto ahínco como en anteriores nominaciones.

Adara ha sido protagonista de este #Gran Hermano, para bien o para mal. Y no solo por su relación con Pol, como argumentan sus detractores, sino porque ha sido una concursante que no se ha callado nada de lo que pensaba y que ha defendido sus argumentos hasta el final, estuviera más o menos equivocada. Eso es muy de agradecer en un concurso en el que lo que menos conviene son los personajes “bienqueda”.

Anuncios
Anuncios

Nos ha entretenido, y por eso pensamos que merece llegar a la final, como mínimo. Incluso merecería ganar, teniendo en cuenta que la segunda opción es una Bea que, si tiene posibilidades de llevarse el maletín, es solo por su relación con Rodri. Ella sí ganaría por una historia de amor, y no Adara (a quien precisamente puede haberle afectado negativamente su historia con Pol, en lugar de ayudarle en el concurso).

Recordemos que Bea incluso fue expulsada por la audiencia antes de que empezara con Rodri, y ha sido después de que descubriera sus sentimientos por él cuando le empezaron a llover fans. Algo comprensible, por otro lado, ya que han conseguido transmitirnos una historia bonita entre los dos.

Aun así, como decíamos, no sería justo que Adara no llegara ni siquiera a la final, sobre todo si quien gana ese duelo es Alain, un concursante que, aunque cae bien, es de los considerados “tibios” en Gran Hermano.

Anuncios

Después de que nos enseñaran los porcentajes en el pasado Debate, la lógica nos dice que Alain era el más votado, seguido de Adara. En esa misma gala, el segundo porcentaje subió varios puntos, lo que nos hace pensar si sería posible un nuevo sorpasso en la edición que resultara en Adara como expulsada. Los porcentajes están muy ajustados, y los Adaristas deberían redoblar sus esfuerzos si quieren que lo conseguido las pasadas nominaciones no sea en vano.