Suele pasar que cuando una persona tiene una parte de su cuerpo bonita, o al menos llamativa para el resto en el buen sentido, le guste mostrarla algo más que las que no le agradan y que trata de esconder. Eso sí, si estas zonas son algunas partes íntimas, suele ser más habitual insinuar que no mostrar... por cuestiones evidentes.

La nueva concursante de #Gran Hermano 17, Simona, la sustituta de Fernando, es una chica de esas que podríamos denominar llamativas. Además de joven y guapa, posee una delantera de lo más prominente y, después de que muy posiblemente tuviera que desembolsar parte de sus ingresos para conseguirla, no tiene reparos en enseñarla.

Anuncios
Anuncios

Algo que nos sorprende menos que en otras ocasiones, ya que alguna confidencia nos había comentado cuando se supo que iba a ser la rumana la que iba a entrar en la casa de Guadalix de la Sierra sus looks imposibles, mostrando carne cuando salía de fiesta y su amor por el exhibicionismo en otras facetas de la vida.

Pues dicho y hecho. En cuestión de horas desde su entrada en la casa, y cuando no se ha cumplido una semana, y lo más curioso, sin que viniera a cuento o se tratara de un descuido tras salir del baño, cambiándose o algo parecido, esta durante una conversación no duda en pasarse sus manos por sus pechos y, en un momento determinado, buscar una de las cámaras y levantarse la camiseta dejando sus pechos al aire para que toda España los pueda disfrutar.

Una imagen de lo más curiosa y que simula la celebración de un gol de un futbolista, o la recreación del mítico anuncio de 'Guaraná' y que por ahora no ha sido emitida, para pena de muchos hombres y otras tantas mujeres, siendo el '.gif' que corre por las redes sociales la única prueba fehaciente, más allá de lo que pudieron visionar los seguidores del 24 horas de GH17.

Anuncios

Ojo porque dado su amor por sus pechos y por la exhibición, no hay que descartar que en una fiesta o en el jacuzzi nos regale un segundo volumen de su cuerpo. Desde aquí estaremos pegados al 24 horas para contárselo.