El presentador estrella de Telecinco, Jorge Javier Vázquez, está pasando por uno de sus peores momentos como profesional, sino por el peor, desde que iniciase la etapa como conductor de la cadena estrella del grupo Mediaset España.

Después de haberse marchado de Sálvame diario tras estancarse en los datos de audiencia, de haber tenido un fracaso sonoro en 'Gol Talent' y de haber tomado las riendas del programa estrella de la cadena de Fuencarral, #Gran Hermano, en su decimoséptima edición logrando los peores datos de audiencia en años, no son pocos los que barruntan el declive del catalán como gran estrella de la pequeña pantalla.

Anuncios
Anuncios

Algo sobre lo que ha tenido la valentía de hablar este pasado fin de semana en la visita al plató de su amiga y compañera en Telecinco 'Qué tiempo tan feliz', donde ha entregado la cabeza a todos sus enemigos en la cadena y en la audiencia autoproclamándose el culpable del bajón de 'share' de GH 17.

Según sus propias palabras, este ha sido el "Pedro Sánchez" del formato, habiendo cogido un producto 'per se' de muchísimo éxito y que funcionaba solo, para acabar con él. Textualmente, al respecto, el de Badalona indicaba que lo había "destrozado", siendo estas las palabras más duras que un presentador en activo ha realizado sobre su trabajo jamás escuchadas por esta redacción.

Junto a María Teresa Campos, Jorge Javier Vázquez huyó de las comparaciones con Mercedes Milá, a la que asegura nunca igualará, si bien tampoco lo pretende.

Anuncios

En este sentido, el también actor, escritor y guionista teatral indicó que en comparación con ella lo estaba haciendo fatal, sin embargo, como él mismo estaba siendo "brillante". Algo que este ya sabe no está siendo suficiente.

Durante su presencia en este espacio el presentador quiso acordarse de sus detractores tirando de ironía y arrastrándose para renovar su contrato que expira en dos años para así poder demostrar que su estilo y su marca personal no están acabados y todavía tienen mucha cuerda. Veremos cómo le responden.