No han sido pocas las veces en las que los twitteros seguidores de #Gran Hermano han criticado al programa por uno u otro motivo. Los tongos, las censuras y las preferencias siempre están en boca de los fans de GH, pero esta edición parece más propensa de lo normal a estas críticas.

Sin ir más lejos, anoche muchos espectadores se unieron para dar voz a una de los asuntos más sonados de las últimas galas: el favoritismo hacia Bea en los vídeos de cada semana. Cualquiera diría, viendo solamente las galas, que Bea es la más cuerda de todos los concursantes y que sólo vive para su relación al estilo “La dama y el vagabundo”, o en este caso, “El pijo y la chonija", con Rodri.

Poco dejan ver en las galas de las broncas en las que participa, de sus críticas a la espalda o de sus salidas de tono.

Anuncios
Anuncios

Y, curiosamente, si no tienen más remedio que emitirlo porque es el tema más interesante de la semana, sus peores momentos los sacan a última hora de la noche. Como en el último debate, donde sólo pudimos ver su peor cara los que permanecimos viendo el programa hasta más tarde, ya de madrugada.

Pero no sólo en las galas está ocurriendo esto. Como confirman cientos de seguidores, ya ni siquiera los que vemos el 24 horas somos capaces de ver lo que ocurre en la casa sin censura, porque en cuanto pasa algo interesante o cuando una discusión empieza a caldearse demasiado, las cámaras pasan a enfocar otra habitación o incluso se corta la emisión para mostrar sólo el logo de Gran Hermano (como pasó en una de las últimas discusiones, en la que Bea había entrado en cólera y muchos temimos que pudiese haber habido más que palabras).

Anuncios

Por este motivo, muchas personas quisieron participar en el hashtag #MostrarALaVerdaderaBea, para criticar la censura de Telecinco y para que los demás espectadores (que no ven el 24 horas de Gran Hermano por cualquier motivo) sepan que los vídeos y resúmenes de Gran Hermano no están mostrando la verdadera cara de esta concursante. Gracias al hashtag, pudieron recuperarse algunos de los momentos menos agradables de ‘naranjita’, que nunca llegaron a emitirse en las galas, pero que también forman parte de ella, aunque parece que sólo quieren que conozcamos su lado más amable.