En #Gran Hermano 17 siguen ocurriendo las cosas menos esperadas. Cuando parecía que con la salida de los concursantes Bárbara, Fernando y Pol había regresado la calma a la casa, ahora con la entrada de la nueva concursante la #casa de Guadalix nos trae nuevas sorpresas. Bueno, estamos hablando de #Simona, la sustituta de Bárbara, que entró este jueves como nueva concursante y que ya está empezando a dar que hablar.

La concursante de 26 años y de origen rumano rápidamente fue como un imán para los chicos por su personalidad que reflejó como una mujer inteligente y sensual, Aunque Simona tiene una relación de pareja estable eso no ha sido impedimento para ella comience a coquetear con los participantes sin conocerlos.

Anuncios
Anuncios

La noticia que tenemos es que la nueva inquilina, Simona se ha besado con Rodrigo y y Alain delante de Bea y Meritxell, sus parejas actuales en el concurso.

¿Cómo ocurrió esta travesura de esta nueva participante en GH 17?

Todo ocurrió en la fiesta del pasado viernes cuando unos juegos de Miguel dieron con la excusa para que Simona besara a Rodrigo y Alain delante de Bea y Meritxell. El reto que le propuso el concursante consistía en que se besara con el mayor número de chicos de la casa de Guadalix y Simona sin ningún problema decidió enfrentarse a este tipo de juegos que le eran propuestos por sus compañeros. Encantada de la vida y tan natural su actuación hacia Rodrigo y Alain, también estos dos concursantes están causando furor dentro y fuera de la casa.A Rodrigo y Alain tampoco se les veía molestos por la distracción nocturna.

Anuncios

¡Selfies incluidos!

Sin ninguna duda los dos besos tuvieron lugar ante la mirada de Bea y Meritxell, las dos supuestas parejas de la próxima corona de Guadalix, esto se debe a sus físicos. Veremos cuál fue la reacción de las dos concursantes que, sin duda, no se lo tomarán nada bien. Además, por todos es sabido que otra cosa no, pero los celos están de sobra en esta edición 10 del concurso. El primer caso fue con Adara, criticada a más no poder. Ahora llega el turno de Bea y Meritxell, a dónde llegará todo esto en la casa de Guadalix.