Meritxell se derrumba en la casa tras la conversación con Alain donde él le dice que se arrepiente mucho de lo que sucedió entre ambos bajo las sábanas. La pantera no ha soportado las calabazas del fránces y busca a su compañera Adara para desahogarse y contarle lo sucedido, "Me quiero ir de la casa, tengo un agobio interno" le ha expresado la joven de 20 años.

Durante toda la tarde, Meritxell y Alain han conversado para aclarar las cosas entre ambos. El fránces de 38 años le ha dejado muy claro que no quiere nada con ella y que lo que sucedió bajo las sábanas fue un momento que no significó nada para él.

Anuncios
Anuncios

"Soy humano y en esos momentos me dejé llevar... sabes que no va a pasar nada entre nosotros, tiene que saber dónde y con quién te metes". Después de estas duras palabras Meritxell le ha reprochado haber hecho eso con ella sabiendo que él a ella le gustaba. El fránces ha terminado pidiéndole perdón "de corazón" y ella también le ha perdido perdón por hacer lo que en ese momento sentía.

Meritxell mantuvo distancia con Alain, hasta que fue a la habitación a contarle lo sucedido y desahogarse con su compañera Adara, con la que estas últimas semanas ha mantenido más relación dentro de la casa. Entre lágrimas, Meri decía sentirse "patética" e incluso con ganas de abandonar el concurso al sentirse tan agobiada. La joven considera que el francés es un "sinvergüenza" por liarse con ella y luego decirle esas palabras, incluso llegar a marcar distancia.

Anuncios

Además, Meritxell explica que se siente mal y le duele mucho que Alain la tache siempre de "niñata" y de "inmadura". Adara ha intentado en todo momento tranquilizar a Meri "Has hecho lo que sentías, ahora vive tu concurso". ¿Cómo continuará esta historia?, en mi opinión pronto tendremos nuevas novedades y no olvideis que en #Gran Hermano todo puede cambiar.