¡Cuántas cosas están pasando en #Gran Hermano últimamente! Que si besos entre unos concursantes y otros, expulsiones, peleas, llamadas de atención. Vamos, todo lo que se pide que ocurra dentro de un reality para darle emoción al asunto.

Lo malo es que esto no es lo único que está ocurriendo en esta edición de GH 17. La audiencia está llegando a sus mínimos históricos en el programa, no sabemos si es que esta edición no está gustando tanto a los espectadores o (de lo que también se ha especulado mucho) es que el presentador no está a la altura de la veterana Mercedes Milá, que es la que durante tantos años lo ha venido presentando.

Anuncios
Anuncios

En el mes de noviembre GH17 no emitirá más el espacio titulado "Límite 48 horas" que había llegado a ser récord de audiencia los martes, y el verdadero motivo a que se debe esto, aparte de los caóticos resutados de audiencia y la nueva estrategia a tomar por #Telecinco para ver si la remonta, es poner en su lugar unas series de ficción, concretamente dos que también son muy populares en esta cadena. Cualquier cosa pensamos ahora que puede obtener mejores datos de audiencia que GH17. En esta edición se registra la peor cuota de la historia, por lo que quitarlo se contempla como una buena opción ya que, desgraciadamente, no llega.

El martes, por tanto, será el último Límite 48 horas por el momento, en el que se verá si los concursantes superan la prueba semanal, en el que habrá, como siempre, palabras de Jordi González.

Anuncios

También hemos podido saber que está en pie la decisión de que el programa se termine de manera fulminante como no mejoren los resultados, se prevee una final anticipada.

Parece que "Límite 48 horas" podrá regresar cuando al reality le quede poco para terminar, por el momento va a sacar del cajón dos nuevas ficciones que espera que den mejor resultado que con su clásico programa.

La serie "La Verdad y Lo que escondían sus ojos" de Blanca Suárez y Rubén Cortada sería la que va a coincidir con la vuelta de Límite 48 horas en diciembre. Será una estrategia de Mediaset para recuperar la audiencia perdida.