La saga de Trunks llega al clímax. Por ahora, casi logra el Mafuba contra Zamasu, aunque desgraciadamente Zamasu logró escapar. Mientras, Goku y Vegeta no logran vencer a Black, quien logra niveles de poder desconocidos hasta para él. Al darse cuenta de que algo va mal con Zamasu deciden fusionarse y mostrar a los mortales el poder real de un Dios.

En el avance del capítulo 65, Goku queda asombrado con la luz del nuevo Dios y con la presión que este ejerce sobre ellos. Sin embargo, dice que lo único que deben hacer es volverse más fuertes que él. El siguiente capítulo se titula "¡El juicio final, el poder definitivo del Dios supremo!".

Anuncios
Anuncios

Como se ve en el adelanto del capítulo 65, el poder destructivo del nuevo Dios Zamasu es muy elevado y podría destruir la tierra. Ya hemos visto algunas explosiones y zonas arrasadas. Parece que el nuevo Dios es completamente invencible pues cuenta con el mejor poder de pelea,el del saiyayin rose de Black Goku, y la inmortalidad de Zamasu.

Además, el Mafuba no se puede utilizar frente a él ya que no tienen el sello sagrado que lleva la urna y tendrían que volver al presente para conseguirlo. Un posible plan es que la fusión de Goku y Vegeta gane tiempo mientras alguien va a por él al presente. Como vimos en Gogeta vs el Dios Zamasu y en Gogeta batalla final contra Zamasu, la batalla final seguramente sea entre Gogeta y el Dios Zamasu, aunque se reserven esa parte casi para el último capítulo de la saga.

Anuncios

Recordemos que en #Dragon Ball Heroes las voces de Goku y Vegeta se están sesionando juntas; es decir, las están grabando para después unirlas en una sola voz, lo cual puede significar la vuelta de una de las dos posibles fusiones de Goku y Vegeta: Gogeta o Vegetto. Por otro lado, también se aseguró desde Japón que el Mafuba sería determinante al final de esta saga (la de Trunks del futuro), lo que significaría que la única forma de derrotar al Dios Zamasu es encerrándolo en la urna sagrada, así como la maldad que lleva consigo.

Y, por último, esto significaría también que incluso el Dios de la Destrucción Bills podría ser derrotado de esta manera, incluso Wiss o el Dios supremo Zeno.