No es difícil llegar a una conclusión sensata y saber que robar fotografías ya bien de artistas o cualquier otra persona es un acto desleal e ilegal. Pero, aun hay personas que continúan pensando que es una gran idea y siguen haciéndolo, sin más.

Está claro que robar fotografías es un tema delicado. Mucho más si éstas son más íntimas y, de #Celebridades que están en el punto de mira, tales como Jennifer Lawrence, Arianna Grande, Kirsten Dunst, Victoria Justice, Kate Upton, etcétera… No es un acto que cualquiera que lo haga vaya a salir ileso del mismo.

Ya lo informó el Tribunal de Pensilvania, que ya un vecino de Lancaster ha sido obligado a cumplir condena de al menos 18 meses por cometer ese mismo delito del que hablamos, el robo de fotografías.

Anuncios
Anuncios

La condena ha sido impuesta por haber realizado hacking masivo a las cuentas de correo de más de doce celebridades reconocidas y utilizarlas sin permiso alguno. Esto sucedió el pasado marzo de 2016.

Efectivamente, las fotografías eran de momentos íntimos y en los que no tenían mucha ropa puesta, se iban divulgando sin autorización e incomodando a las propias celebridades. El acusado se declaró culpable afirmando los hechos.

Y es que, el hecho de haber confesado todos los hechos y declararse culpable sin problema ni objeción, ha sido lo que le ayudó para reducir considerablemente su pena. De no haber sido así, su pena se podría ver más del doble incrementada.

Volviendo atrás:

Entre los años 2012-2014 estos hechos recorrieron gran parte del mundo. Mantenían mucha expectación pues se trataba de fotografías íntimas de artistas favoritas de diferentes fans y, estos hacían eco de ello compartiéndolas y observándolas por las diferentes redes sociales y medios de comunicación instantánea.

Anuncios

Pero de lo que muchos no se percataban era de que nadie tenía la autorización de publicación y divulgación de las mismas. Es por esta razón que todas ellas actuaron en #Denuncia y fue así como Collins de Lancaster terminó cumpliendo condena por más de un año.

Más de 600 víctimas han sido las afectadas con esta mentira que recorrió la red sin cesión. Muchas celebridades implicadas como Scarlett Johansson y Jennifer Lawrence fueron de las más afectadas en la divulgación de sus fotografías.