Después de El Debate de este domingo tuvo una lugar uno de los episodios más bochornosos que se ha vivido en este #Gran Hermano de los secretos. Durante el programa, Maite entró con un rebaño de ovejas para la prueba semanal, que consistía en elegir a uno de sus compañeros para limpiar los excrementos de los animales, compañero que terminaría siendo Suso por “hacerle daño a mi hija, y a mi hija nadie le hace eso”.

Lejos de tomárselo con el humor que le caracteriza cuando le pasan estas cosas, Suso se vino abajo y estalló contra el programa y contra su propio aislamiento. En un primer momento, se enzarzó con Marta en una discusión porque a él nadie le apoya, porque meten a Maite en vez de a su madre y el concursante se siente solo.

Anuncios
Anuncios

Marta le frenó diciendo que su madre le estaría defendiendo al ver esas imágenes, que no sabía lo que estaba diciendo.

Suso vuelve al ataque delante de todos los demás

Pasada la discusión con Marta, el catalán volvió al ataque contra el programa y contra todo lo que se le ponía por delante. Con frases como “Es que, súper, esto tío… esto lo tengo que llevar siempre por dentro, tío. No siento ningún tipo de apoyo. Yo, cuando el agua va en contra me rebelo, ya te lo digo. Y me suda la p*lla, es que dejo hasta de fregar los platos. Me suda la p*lla Gran Hermano, y como si me tienen que echar, eh” mostraba su indignación, actitud que Aritz y Carlos intentaron calmar, sin éxito.

Vera defiende a sus compañeros

Viendo las malas contestaciones y maneras de Suso, Vera saltó en su contra diciendo que si quería dar espectáculo, adiós.

Anuncios

Suso contratacó con que iban a recoger “las mierdas” Carlos y Vera juntos. Éste último, cansado de aguantar, hizo un comentario sobre la agresividad del catalán a lo que Suso, fuera de sí, contestó que si quería ver su agresividad yendo hacia Vera con las manos en alto. Fueron Marta, Aritz y Amanda los que pararon la situación para que no fuera a más.

Ahora, Vera no quiere ni ver a Suso, y el resto de la casa cuchichea por los rincones llegando incluso a opinar que el programa debería haber echado al concursante catalán por el intento de agresión, mientras que él está más aislado que nunca. Sin embargo, todo parece indicar que será la audiencia quien decida el duelo entre Quique y Suso, con Amanda como testigo, a pesar de que Suso ya ha tirado la toalla. #Televisión #Telecinco