El pasado domingo una tranquila localidad de la provincia de Sevilla se vio sorprendida por el hallazgo de una vecina muerta con un corte profundo en el cuello. El cadáver de Ana María M.M., de 50 años, fue encontrado muy cerca de su casa, en un olivar, en el trayecto que recorría cada mañana entre su vivienda y el bar que regentaba junto a su marido en el centro del pueblo.

El suceso tuvo lugar entorno a las 8:30 horas de la mañana, cuando un hombre de 34 años acudió a un bar de la localidad con un golpe en la cabeza alertando de haber encontrado un cadáver en un olivar cercano y afirmando haber sido testigo de lo sucedido.

El individuo relató a la Guardia Civil que se encontraba paseando por el camino cuando observó que dos hombres con acento del este se bajaron de una furgoneta y atacaron a la mujer asesinada. Según la versión aportada por el supuesto testigo, el hombre intentó mediar entre los dos atacantes y la mujer asesinada y por eso recibió un fuerte golpe en la cabeza.

Sin embargo, el supuesto testigo fue detenido por agentes de la Guardia Civil acusado del asesinato de la mujer al encontrar incongruencias en su declaración. Además, el presunto asesino, muy conocido en la localidad, fue sometido a una prueba de alcoholemia que dio positivo.

Esta prueba demuestra que el hombre se encontraba bajo los efectos del alcohol en el momento de comer supuestamente el crimen.

Atacó a otras dos mujeres

El detenido acusado del asesinato de Ana María M. M. atacó primero a otras dos mujeres antes de conseguir acabar con la vida de una tercera. El hombre, de 34 años, estaba en estado de embriaguez e intentó asaltar en primer lugar a otras dos mujeres que lograron zafarse de del atacante.

Estos nuevos datos confirman la teoría sobre la que trabajan las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado que apuntan a que el autor no tenía ningún móvil y salió a buscar una víctima al azar.

Esta teoría se refuerza al no encontrar signos de agresión sexual en el cadáver de la víctima. Mientras se esclarece las circunstancias del crimen la localidad de Pilas vive conmocionada por este suceso. #Sucesos #Violencia de género