El #PP de Sevilla se encuentra en estos momentos en cisma sin precedentes entre los partidarios de Virginia Pérez, actual secretaria general y Juan Bueno, el presidente de los populares sevillanos. El próximo miércoles el comité ejecutivo se reunirá en la sede regional en la Calle Rioja para debatir sobre la continuidad de Pérez al frente de los populares tras haber rechazado la petición de dimisión orquestada por la cúpula del partido.

La dirección del partido está determinada a conseguir la dimisión de su secretaria general pero Virginia Pérez se niega y ha forzado una votación sin precedentes en el partido. Estatutariamente el partido necesita del voto favorable de la mayoría de miembros del máximo órgano de dirección pero Virgina Pérez cuenta con el apoyo de numerosos cargos importantes por lo que el resultado de este encuentro está en el aire.

Anuncios
Anuncios

Virginia consiguió llegar a ser secretaria provincial por imposición de Juanma Moreno, actual presidente del PP Andaluz, tras ser destituido Eloy Carmona por su imputación en el caso Tomares. La confianza depositada por el presidente autonómico le sirvió a Pérez para ganar fuerza dentro del partido y conseguir encabezar las críticas internas por los malos resultados obtenidos en la provincia de Sevilla a pesar de que ella pinchó siendo candidata en La Rinconada obteniendo sólo 4 de 21 concejales en las elecciones de 2011. Curiosamente 2011 fue el mejor año del Partido Popular obtenido Zoido una rotunda mayoría absoluta en Sevilla capital lo que contrasta notablemente con los pobres resultados de cosechados en La Rinconada.

En las recientes elecciones de 2015 Virginia se presentó como número 2 en la localidad de Gines donde también fue derrotada.

Anuncios

Pero a pesar de no contar con un notable apoyo de las urnas el discurso de renovación planteado internamente por Pérez fue calando gracias a la aparente fortaleza obtenida del partido a nivel autonómico y a los apoyos del sector del partido próximo a Javier Arenas cosechando grandes alianzas con veteranos del partido y con jóvenes que buscan un hueco dentro del aparato del partido. 

Gracias a todo lo argumentado Virgina se postuló como una clara alternativa al liderazgo de Juan Ignacio Zoido que ha dado el salto al congreso. Sin embargo esta corriente crítica dentro del partido no fue recibida con importancia por parte de la cúpula del partido que la consideró como un simple "cotilleo" interno. Las verdaderas diferencias saltaron cuando se le otorgó a la secretaria general la responsabilidad de coordinar la campaña electoral en Sevilla.

Un sector del partido sostiene que los grandes resultados obtenidos en Sevilla en los últimos comicios han sido gracias a la labor de Virgina al frente de la coordinación pero otro sector es muy crítico con Pérez afirmando que la secretaria general se desentendió de las labores para las que había sido asignada.

Anuncios

La cúpula del partido cree más en lo segundo que en lo primero y pidió a Virgina que presentara su dimisión.

Sin embargo tras pedir 24 horas para pensarlo Pérez ha rehusado y ha pedido que se convoque un comité ejecutivo que decida con sus votos el futuro de su persona al frente de la secretaría general del partido sevillano. Con este movimiento Virginia pretende plantar cara a la cúpula de su partido y forzar así una renovación en el partido. Pero fuentes de la dirección andaluza aseguran que la renovación llegará cuando Zoido decida su futuro y no antes. Sin duda el Partido Popular sevillano vive estos días un autentico Juego de Tronos y parafraseando a la estupenda saga literaria "o ganas o mueres". Seguiremos informando y en breve descubriremos quienes son los vencedores y quienes los vencidos en esta pugna de poder. #Política Sevilla