Desde el momento en que se supo la fecha de celebración de este Territorios 2015, atrasándose de mayo a junio, coincidiendo así con la época de exámenes universitarios, empezaron las críticas. Esta poca visión de los organizadores ha dificultado la asistencia de muchos jóvenes provocando un gran descontento y perdiendo el éxito social que tenía el evento.

Otro duro golpe para la audiencia ha sido perder un escenario, de los tres que ofrecían años anteriores a dos que sabían a poco,además de la inclinación en el cartel por la electrónica y el rap que rompe con la heterogeneidad sonora que ha caracterizado al festival desde sus últimas ediciones.

Viernes 12

Comienzo de la jornada con un frecuente del festival, Rayden que tocó para su séquito de seguidores mientras en el otro escenario Coco Tea traía la pura esencia del reggae al atardecer sevillano.


SFDK otro clásico que no defraudo mientras que los más innovadores se pasaban a ver efervescente a The Strypes en el Escenario Cruzcampo, uno de los éxitos de esta edición la propuesta indie-pop de corte Franz Ferdiniano encantó y empezó a vitalizar al público.


Macaco llegó con el objetivo de energizar a las masas, lo consiguió con creces mientras en el escenario de cadena SER Dorian se estrellaba, su propuesta acústica no cuajó por más que lo intentaron. El directo no aportó nada a sus canciones para decepción de sus seguidores.


The Zombie Kids calentaron el ambiente para la llegada de una de las figuras más esperadas, el dj Afrojack que no dejó que la intensidad y la energía de su sonido decayera un segundo.


Lo más nocturnos se debatieron entre la radiofórmula electrónica jp candela y Richie Hawtin que dio toda una lección de minimal paranoico


Sábado 13

La masificación del segundo día dejo entrever aún más las deficiencias organizativas

Mientras Dubioza Kolektiv desplegaba su ska batallero y Juanito Makandé echaba a volar, en la puerta el público esperaba para entrar enfurecidos sin entender por qué tenían que esperar hasta media hora de fila para poder entrar.


Los ilegales daban lecciones de Rock en el escenario Cruzcampo, la pura actitud de los ochentas impregnaban todos sus temas que tocaron con maestría.

Calle 13, dio la noche de rebelión y baile que se esperaba pero no la apoteósis que se predecía.

Anuncios
Anuncios

El retraso en la actuación hizo del concierto un contrarreloj para que pudieran cuadrar todas los horarios. El cantante, Residente parecía perdido y su voz esta vez no era capaz de envolver sus temas. Aún así se llevó la ovación de un público ensimismado con el puertorriqueño.

La opción alternativa Supersubmarina ofreció su formula de básico pop-rock indie y una vez más volvieron a triunfar.¨La organización de hoy está dejando mucho que desear¨ Jose Chino, el cantante sentenciaba así y describía con palabras el pensamiento general de toda la audiencia.


La propuesta de The Ting Tings levantó pasiones convirtiéndose en uno de los momentos más mágicos de todo el festival. La mezcla entre el dance y el punk de este dúo británico fue una apuesta acertada que supo provocar fuegos incendiarios en el público.

La noche acabó con una de las apuestas más arriesgadas del festival, Bomba Esteréo que conquistó con su electrocumbia psicodélica,toda una experiencia trópical y bailable. #Cultura Sevilla #Crónica Sevilla #Sociedad Sevilla

A pesar de sus contras Territorios 2015 nos ha ofrecido momentos mágicos pero el público no olvidará castigar a los organizadores si este año no les sirve para reflexionar e intentar solventar los fallos en la próxima edición