Muchas personas dejan de lado sus dietas en la época de navidad y no es algo muy saludable pegarse atracones de comida sin ton ni son, o comerse todos los días un par de polvorones para merendar. Pero como eso la gran mayoría de las veces es inevitable, voy a decirte que menús puedes tomar al día siguiente para compensar un buen atracón.

Durante estas fechas el exceso pasa factura

Es época de estar con la familia, de comidas [VIDEO] opulentas y de la ingesta de alcohol durante varios días seguidos. Así que debeis tener cuidado porque os exponeis a una indigestión, una intoxicación alimentaria o incluso a alguna alergia que desconocíamos tener, provocando nuestra visita al médico.

Anuncios
Anuncios

Lo mismo ocurre con el alcohol, es normal que tomemos más de la cuenta, pero no abuséis de él, es una sustancia muy peligrosa y podria hacernos realizar actividades arriesgadas exponiendo así nuestra seguridad y las de los que se encuentran a nuestro alrededor.

Podemos compensar los excesos

Si sabemos compensar bien los excesos, podremos seguir perdiendo peso o mantenernos en el ideal y así no estropearemos los objetivos conseguidos con nuestra dieta.

En general las bases para hacer las comidas compensatorias [VIDEO]están en reducir la cantidad, bajar la grasa, las calorías, hidratarnos bien y depurar nuestro organismo. Si te excedes en la comida o la merienda, haz la compensación en la cena, si por el contrario te has extralimitado y mucho en la cena, compénsalo en la dieta o menú del día siguiente.

Anuncios

Lo más importante es que no te sientas culpable

Es imposible que un día o una noche de mucha abundancia alimentaria, haga que recuperemos los kilos perdidos en tu dieta [VIDEO]. Así que no te preocupes y sobre todo lo hecho hecho está, no te sientas culpable y estarás mejor contigo mismo. Otra cosa importante es no pesarte, ya que podrías ver un aumento [VIDEO]pero se debería a la retención de líquidos a causa del atracón.

Dietas reparadoras que sirven para contrarrestar ese atracón

Debemos hacer las tres comidas principales y sus entre horas, es un error saltarse alguna ingesta para contrarrestar el exceso.

Según la nutricionista Heidi Reichenberger McIndoo, un menú para compensar podría constar de pan tostado integral con mermelada sin azúcar, un vaso de leche desnatada, una taza de fresas y té para desayunar [VIDEO]. Un yogur bajo en grasa y media taza de arándanos a media mañana. Para el almuerzo ensalada de espinacas, 6 galletas de harina integral, un vaso de leche desnatada y un plátano mediano.

Anuncios

De merienda una manzana, una cucharada de crema de cacahuete y un puñado de uvas. En la cena pechuga de pollo a la plancha, medio boniato al horno y una taza de brécol al vapor.

Otra opción sería desayunar un té verde [VIDEO] o blanco con unas gótitas de limón, macedonia de piña, papaya y naranja, yogur desnatado y un puñado de nueces. Para picotear a media mañana una manzana. Ensalada de escarola, granada, zanahoria y cebolla morada, merluza hervida con arroz integral y piña natural en la comida. Merendaremos [VIDEO] doce uvas y acabaremos el día cenando brócoli al vapor con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y limón y unos mejillones.

La tercera de las opciones es comenzar la jornada con un batido verde con fruta. Media mañana, agua de coco [VIDEO] con una tortita de arroz y plátano. Basaremos el almuerzo en una ensalada de espinacas con quinoa, pimiento, tomate, aguacate, queso feta ecológico y perejil. Para merendar dos onzas de chocolate de más del 80% y por último tortilla francesa y una crema de verduras para la cena [VIDEO].

Si tenéis atracones de manera recurrente tened cuidado por que puede ser un trastorno alimenticio o puede deberse a algo psicológico, por lo que siempre recomiendo que asistais a un especialista. #Alimentación #Nutrición #Obesidad