Anuncios
Anuncios

Seguir una dieta saludable se ha convertido en una prioridad, y cada vez más gente busca en internet una solución efectiva y más económica que pagar la consulta de un nutricionista. Con la idea de garantizar una información ordenada, clara y más fiable que en la red, un grupo de emprendedores israelíes y españoles han desarrollado Nutrino, una aplicación para móvil que ofrece soluciones personalizadas a las necesidades de alimentación saludable de sus usuarios.

"Queremos ser el primer nutricionista virtual", explica Eduard Ros, responsable financiero y socio catalán del proyecto. El resto del equipo, que se conocieron mientras estudiaban un MBA en la escuela de negocios Iese, está formado por Jonathan Lipnik, CEO de la empresa, y Yarom Hadad, matemático y experto en #Nutrición (ambos de Tel Aviv), y José Luis Martín de Bustamante, responsable comercial de Madrid.

Anuncios

Del ejército a la nutrición

La idea de negocio nació alrededor de un antiguo proyecto de Lipnik, que había desarrollado un algoritmo informático para ayudar al ejército de Israel a hacer más efectivo el sistema de distribución de las tropas, según las preferencias de los soldados. Ante el éxito del programa, que permitió que el ejército ahorrara tiempo y dinero en la organización de los soldados, Jonathan, que venía de una familia con problemas de hipertensión y obesidad, decidió aplicar estos algoritmos a problemas de salud. "Diez de las principales causas de enfermedades en el mundo occidental son derivadas de la comida", explica Ros desde Barcelona, ​​justo antes de una reunión habitual de la start-up. Una vez acabado el máster en el Iese, el equipo siguió trabajando en el desarrollo de la aplicación y en abril lanzó la primera versión, en inglés, para Android y iOS.

Anuncios

A partir del sexo, la edad, el peso y algunos datos generales sobre la alimentación y las costumbres de vida del usuario, Nutrino hace una evaluación automatizada de sus hábitos alimentarios y elabora una recomendación personalizada para ayudarnos a seguir una dieta más sana.

"El sistema no ofrece la misma propuesta a alguien que necesita adelgazar que a alguien que sólo desea comer más sano", explica Ros. Una vez recibida la propuesta de dieta, el usuario tiene la opción de hacer la compra online de alimentos en alguna de las cadenas de supermercado que ya han llegado a un acuerdo con Nutrino, como Tesco y Asda (de momento, sólo disponible para los usuarios del Reino Unido). Nutrino se queda una comisión por la compra. "Hemos priorizado el mercado británico para el consumo online es muy elevado", explica Ros. El próximo paso serán los Estados Unidos y España, donde la tasa de obsesidad es muy elevada.

Integración de sensores

Pronto presentarán la versión premium de la aplicación, de pago, que ofrecerá un servicio más personalizado a partir de la integración de datos de otros dispositivos inteligentes relacionados con la salud, como las balanzas inteligentes y los programas que cuentan las calorías quemadas haciendo ejercicio.

Anuncios

Ésto permitirá hacer recomendaciones de nutrición más personificadas. "Queremos aprovechar el boom de los sensores y así tener información en tiempo real sobre la salud del usuario", explica Ros. Ya han llegado a un acuerdo de colaboración con la empresa francesa Withings, líder en diseño de objetos inteligentes del sector salud.

La start-up se fundó con un capital inicial de 300.000 euros, aportados por familiares y amigos, y está en proceso de cerrar una inversión de 400.000 euros. El modelo de negocio está basado principalmente en el modelo de suscripción al servicio premium, que se especializa en diferentes perfiles de usuarios, e integrará una red de sensores completa. También incluirá una sección de autoformación y premiará al usuario fiel con descuentos en restaurantes y supermercados online. El objetivo es alcanzar el medio millón de usuarios en 2014 y superar la facturación de medio millón de euros a finales del mismo ejercicio. #startups #Apps